Sergio Hernández y sus ganas de hacer una diferencia económica

Al entrenador de la selección nacional de básquet se le vence el contrato este año y tiene en la mira dirigir algún club del viejo continente; podría no estar en Tokio 2021

Tras la postergación de los juegos olímpicos, la selección Argentina no tiene el técnico asegurado: Sergio Hernándezz está analizando su futuro debido a la postergación de lo JJ.OO de Tokio.

«Yo podría hacerme el romántico, te podría decir que los Juegos Olímpicos no se negocian, que la camiseta de la Selección es lo único, pero la realidad es otra. Yo no me pongo el cassette. Tengo claro que no voy a dejar de ir a Tokio por fichar por un equipo normal, como no tengo dudas que la Selección será siempre lo más importante de mi carrera, pero a la vez mantengo el desafío de dirigir afuera y tengo 56 años… ¿Cuántos años de vida útil me quedan? ¿Diez? Y yo gané siempre en pesos. Bien pero en pesos, con un dólar que empezaba a tres pesos y termina la temporada a 20. Lo único que yo no gané en mi carrera fue dinero», afirmó el técnico dos veces campeón con la selección argentina, dejando claro que si viene un poderoso de Europa finalizará su contrato.

Sergio Hernández en la selección nacional

«Si vos me preguntás si puedo comprarme un departamento en Avenida del Libertador, te digo que no, que vivo en uno de 70 metros cuadrados. Ojo, no me quejo, hay gente que leerá esto y pensará cualquier cosa… Pero Zeljko Obradovic (DT de Fenerbahce) gana en un día lo que yo gano en más de un mes. Yo compito con ellos, ganando y perdiendo, hace 15 años. Dirigí tres Mundiales, estuve en tres Juegos, gané una medalla olímpica, tengo veintipico de títulos, soy el técnico más ganador en la historia de la Liga y la Selección… Y también hay un desafío, porque yo, con la Selección, ya los viví a todos. Tampoco me hace gracia irme a vivir a Europa, Argentina es mi lugar. Pero me quedan pocos años y tal vez ésta sea mi oportunidad” aseguró. Por el momento reconoció que no tiene ofertas de clubes de Europa y sabe que será difícil insertarse en ese mercado más allá de los grandes títulos y todo lo conseguido. “Las ofertas no abundan y si hay una, me gustaría tomarla”, manifestó.

Marcelo Janin