Repatriación: una lucha contra el tiempo, la necesidad y las limitaciones

Aproximadamente 18 mil argentinos esperan ser repatriados en todo el mundo.

Foto: Cancillería Argentina

A raíz de la crisis por la agudización del Covid-19, las medidas de aislamiento social obligatorio y el cierre de fronteras en la mayoría de países a nivel mundial, muchos argentinos han quedado varados (10.000 según, cifras oficiales) y otros que se han visto en la necesidad de solicitar su repatriación, lo que eleva la cifra a unas 18 mil personas que esperan volver al país.

Esta semana se continuó con los vuelos de repatriación con prioridad de Latinoamérica a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Salud, mediante acuerdos diplomáticos firmados entre la Argentina, Perú, México, Chile y Uruguay. Se mantuvo un cronograma repartido de uno o dos vuelos diarios y un tope de 400 personas, pero sin dejar de lado a los de EE.UU. y Europa, aunque la estrategia cambia semana a semana.

El lunes 13 llegaron 140 argentinos, a bordo de dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, desde Guayaquil, Ecuador. Así también hubo vuelos a Cancún, Perú, nuevamente a Ecuador, Sao Paulo, Punta Cana y Sydney, con escala en Chile, mediante chárteres de la FAA y vuelos comerciales de líneas extranjeras.

Hasta el fin de semana pasado salieron desde Ezeiza 196 vuelos especiales: Brasil (95), Chile (30), Colombia (12), España y EE.UU. (9), Perú (8), Francia (6), Alemania (4), y otros países. De esta manera, según informó el Gobierno nacional se logró el retorno de más de 20.000 argentinos varados en las zonas consideradas de riesgo, que al regresar cumplen el aislamiento obligatorio de acuerdo al protocolo.