Federer, Nadal y Djokovic, el tridente dorado del tenis

En las últimas dos décadas, el tenis se vio dominado ampliamente por tres jugadores que se han mantenido en la cima del mundo durante todo ese tiempo.

El primero de ellos es Roger Federer, nacido el 8 de agosto de 1981, en Basilea, Suiza. Comenzó como profesional en el año 1998 y es considerado uno de los mejores tenistas de la historia. Tiene un récord de 1242 victorias y tan sólo 271 derrotas. En el año 2004 se posicionó, por primera vez, como número 1 del ranking ATP y actualmente posee el récord de mayor tiempo consecutivo en dicho lugar: 237 semanas, y un total de 310.

Foto: Essentially Sports.

Rafael Nadal, quien nació en España el 3 de junio de 1986, es el segundo nombre a tener en cuenta, y sus inicios fueron a partir del 2001. Cosecha 990 triunfos y 200 caídas. Es reconocido como el mejor jugador sobre polvo de ladrillo ya que ostenta un récord increíble en Roland Garros, Grand Slam parisino, con 12 títulos; solamente perdió dos veces.

Foto: 20 minutos.

Por último, aparece Novak Djokovic. El serbio, nacido el 22 de mayo de 1987, dio sus primeros pasos en el 2004. Acumula 911 victorias, 187 derrotas, y es el único tenista en toda la historia en ganar los nueve ATP Masters 1000.

Foto: Essencially Sports.

Si bien ninguno pudo alcanzar a Jimmy Connors, quien tiene 109 títulos, Federer se sitúa muy cerca con 103, mientras que a la distancia se encuentra el español, con 85, y más abajo Nole, con 79.

Los tres han ganado los cuatro Grand Slams (Australian Open, Roland Garros, Wimbledon y US Open), las citas más importantes del circuito: el suizo encabeza con 20 festejos, el mallorquín está a uno, con 19, y el serbio corre tercero, con 17.

En cuanto al Torneo de Maestros, que reúne a los ocho mejores de cada temporada, Federer es el máximo ganador con seis copas; detrás está Djokovic, con cinco, mientras que Nadal aún no ha podido ganarlo.

Representando a su país, el español saca diferencia porque obtuvo 5 veces la Copa Davis -máxima competición a nivel naciones en la que se juegan singles y dobles- y acumula una racha de 27 triunfos consecutivos (su última derrota fue en 2004), mientras que el serbio y el suizo la han ganado en una oportunidad.

En el ámbito de los Juegos Olímpicos, Nadal consiguió la medalla dorada en Beijing 2008 (singles) y Río 2016 (dobles); Federer se llevó el oro en dobles, en 2008, y se colgó la plateada en singles de Londres 2012, y Djokovic, en tanto, sólo obtuvo el bronce en 2008 (singles).

Por el lado de enfrentamientos entre sí, el historial es este:
• Djokovic vs Federer: 26-23.
• Nadal vs Federer: 24-16.
• Djokovic vs Nadal: 29-26.

Se puede notar cómo el serbio domina a ambos y Federer es quien mira desde atrás.

Desde que el suizo se posicionó como número uno en el ranking, han compartido el trono constantemente con la excepción, en un breve período, de haber visto al escocés Andy Murray en la cima: ganador de tres Grand Slams y oro en Río 2016, estuvo a la altura del Big 3 pero en los últimos tres años perdió ritmo debido a una lesión en su cadera, por la cual fue operado y aún no pudo recuperar su nivel.

Contemporáneo a ellos es el argentino Juan Martín Del Potro. Pero el tandilense, luego de ganar el US Open 2009 (venció a Federer en la final), sufrió seis operaciones (cuatro en sus muñecas y dos en su rodilla derecha) que le recortaron las posibilidades de pelear en la élite.

Esta rivalidad puede ser comparada, en el ámbito del fútbol, con la que sostienen el portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi, quienes han ganado todos los títulos posibles y siguen compitiendo año tras año por ver quién es el mejor del mundo: la “Pulga» con el Barcelona, y “CR7″ con los equipos en los que ha jugado (Sporting de Lisboa, Manchester United, Real Madrid y Juventus).

Foto: cambio16

A diferencia de los tenistas, no han podido consagrarse en el torneo más importante a nivel selecciones, que es el Mundial.

Dejando de lado las comparaciones que puede haber entre los tres máximos ganadores de Grand Slams, lo único que queda para los espectadores es disfrutar de ellos mientras que se pueda ya que, por ejemplo, Federer tiene 38 años y está muy cerca del retiro, mientras que Nadal y Djokovic no están muy lejos, con 33 y 32, respectivamente.

Cuando ya no estén, pasará un largo tiempo para que en este deporte o en otros surja una rivalidad como esta, tan grande y competitiva a la vez.

Cabe destacar que entre ellos siempre ha habido admiración y respeto en cada enfrentamiento, en cada evento que han compartido o conferencia de prensa que los han mencionado, un ejemplo a tener en cuenta para todos los deportes.

Autor: Luciano Fernández.