La Liga que “gambetea” al Coronavirus: el extraño caso que sorprende en Europa

La Premier League de Bielorrusia es uno de los pocos campeonatos que se mantienen vigentes; el negocio, detrás de la pelota

La VYSHEYSHAYA LIGA, más conocida por nosotros como la Premier League de Bielorrusia, es uno de los pocos certámenes de fútbol que se mantienen vigentes. A pesar de la crisis causada por la pandemia del COVID-19, este fin de semana hay fecha. ¡Se juega!.

No es habitual despertarse un sábado o un domingo y saber que no se puede ir a la cancha. Y mucho menos que no se juegue. Esta propagación de la pandemia por el Coronavirus alrededor del mundo ha generado que todas las Ligas de este deporte, decidieran poner en suspenso sus competencias por las medidas de seguridad implementadas por la OMS y los organismos de seguridad. Aunque existe una liga en donde la redonda sigue girando.

Es justamente en Bielorrusia en donde el fútbol no se detiene, siendo la única Liga de las 54 que tiene la UEFA que sigue en curso. Por estos momentos es la liga que domina el plano europeo. Por lo que la Federación ya firmó una decena de contratos de transmisión de los partidos para aumentar la audiencia. Espectáculo en tiempos de cuarentena.

Para aquellos que no están al tanto, la jornada 4 de esta liga ya tiene fecha y horario. El líder Energetik-BGU, que cuenta con puntaje ideal, se enfrentará con el Torpedo Zhodino, quien marcha en la sexta ubicación y con una victoria escalaría a la cima. En cuanto a los más conocidos de dicho país, como lo son el BATE Borisov y el Dinamo Brest (Equipo en el que Diego es presidente honorario) por sus participaciones tanto en la Champions League y en la Europa League, no empezaron de la mejor manera. Ambos se ubican décimo y undécimo, respectivamente. Si bien el inicio del certamen fue reciente, deberán mejorar indudablemente. Por eso, en esta próxima fecha tienen la chance de empezar a escalar posiciones. El BATE visitará al Minsk, mientras el Dinamo jugara de local ante el Isloch.

El Show debe continuar…

Rodrigo Abud