Messi acepta una rebaja del 70 por ciento de su sueldo y critica a los dirigentes de Barcelona

El crack rosarino asume su compromiso por la pandemia del coronavirus, mientras vuelve a increpar a las autoridades catalanas

El astro argentino Lionel Messi, capital del FC Barcelona, anunció hoy que el plantel azulgrana acepta rebajarse un 70% de su salario y que además hará aportes para que los empleados del club catalán perciban la totalidad de sus ingresos mientras dure la crisis por el coronavirus.
Messi da así un paso al frente tanto en su rol de capitán en el Barcelona como de estrella planetaria en el privilegiado mundo multimillonario del fútbol, que al igual que el resto de la sociedad se ha visto sacudido por el efecto de la pandemia del Covid-19.
Los directivos del Barcelona habían informado de su intención de adherirse a un mecanismo de suspensión temporal de empleo para poder solventar la actual situación de pérdidas económicas, y para ello solicitaban a los jugadores del equipo de primera división, uno de los más caros del mundo, que se rebajara el sueldo.
Los jugadores del plantel, con Messi como vocero, dijeron que sí a la propuesta, pero lo hicieron tras unos días de silencio y mostrando, una vez más, un claro malestar con la cúpula del Barcelona, que dirige Josep María Bartomeu, por la forma en que manejó esta cuestión que es delicada para la imagen de los futbolistas.
«Nuestra voluntad siempre ha sido aplicar una bajada del suelo que percibimos, porque entendemos perfectamente que se trata de una situación excepcional», aseguraron los jugadores del FC Barcelona en un mensaje que hizo público Messi a través de su cuenta de Instagram.
En ese sentido, el astro expresó el malestar del plantel con la directiva: «no deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa», señaló.
Asimismo, Messi y sus compañeros censuraron que se intentara «sumar presión para hacer algo que siempre tuvimos claro que haríamos».
«Por nuestra parte, ha llegado el momento de anunciar que, al margen de la rebaja de un 70% de nuestro sueldo durante el estado de alarma, vamos a hacer unas aportaciones también para que los empleados del club puedan cobrar el 100% de su sueldo mientras dure esta situación», dice el texto compartido en las redes.
El club catalán ratificó por medio de un comunicado la posición de los jugadores y añadió que ese aporte excepcional que hará el plantel, más el dinero que pondrá la entidad, permitirá el pago de los salarios del personal no deportivo.
Los jugadores del Barcelona aclaran en su misiva que si no hablaron hasta ahora fue porque «lo prioritario para ellos era encontrar soluciones que fueran reales para ayudar al club», pero «también a los que más perjudicados se iban a ver», en referencia a los empleados de la entidad.
«Somos los primeros que siempre -con mayúsculas- hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido», subrayaron los futbolistas del conjunto culé.
El mal clima entre el equipo y los directivos volvió a quedar en evidencia en plena crisis del coronavirus, poniendo en entredicho la continuidad de Bartoloméu, quien parece haber alimentando ahora el descontento de Messi, la máxima estrella del equipo.
Messi ya protagonizó en febrero un cruce público con el ex futbolista Eric Abidal, quien está al frente de la secretaría técnica del club.
Entonces, el astro argentino criticó la falta de autocrítica de los directivos y se mostró muy molesto después de que Abidal sugirió una falta de compromiso en el trabajo de los jugadores bajo la dirección de Ernesto Valverde, al que se había sustituido por Quique Setién, el actual entrenador del conjunto azulgrana.
El comunicado de los jugadores también fue publicado por Gerard Piqué, otro de los referentes del plantel azulgrana, mientras el emblemático ex capitán Carles Puyol expresó vía Twitter su orgullo hacia el gesto de sus ex compañeros de vestiduras: «Son muy grandes», escribió.
Al igual que otras empresas españolas, el Barcelona recurrió a los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que es un mecanismo de suspensión masiva de puestos de trabajo, que puede incluir una reducción de la jornada laboral, para paliar la crisis del coronavirus.
El club catalán estima que dejará de ingresar unos 140 millones de euros (provenientes de derechos de televisión, tickets y merchandising) mientras dure el estado de alarma decretado el 14 de marzo último, y que en principio se extenderá al menos hasta el 12 de abril.
La pretensión de los directivos del Barcelona era que los jugadores aceptaran un recorte salarial del 70%, algo que finalmente sucedió, después de que se filtraron informaciones de que los jugadores proponían una reducción del 10% de los sueldos pero del monto anual. Messi obtiene ingresos anuales de más de 130 millones de euros, pero su salario varía y sería de entre 35 y 50 millones, según distintas estimaciones.
En la liga alemana, la Juve se bajó el sueldo cuatro meses y en la Bundesliga, el Bayern de Munich y el Dortmund dieron el ejemplo rebajándose en un 20% el salario.
La rebaja del Barcelona es mayor, e incluso supera a la idea que tenía en mente la FIFA que contemplaba proponer que los jugadores dejaran de percibir la mita de su ficha mientras las competiciones continúen paralizadas.
Otros equipos españoles también informaron a la Liga española que tienen sobre la mesa la ejecución de un ERTE, entre ellos el Atlético de Madrid del argentino Diego «Cholo» Simeone, el Espanyol y el Alavés, estos dos últimos los más golpeados con casos positivos de Corvid-19.
Messi anunció recientemente que donaba 1 millón de euros para la lucha contra el coronavirus, una parte destinado al Hospital Clinic de Barcelona y otra a centros médicos de argentina. En España, uno de los epicentros de la pandemia, el coronavirus se cobró ya la vida de más de 7.300 personas, mientras los contagios ascienden a más de 85.000.