La lucha sin fin de los taxistas contra Uber

Parece que nunca va a terminar esta disputa entre los conductores, ya que los cortes en la ciudad siguen en pie y no cesan

La protesta integra un plan de lucha contra las multinacionales del transporte Uber, que presta servicios sin ningún tipo de habilitación y permiso. Esta aplicación ilegal viola la Ley Nacional de Tránsito y evade las leyes laborales, impositivas y sociales vigentes en disminución de los empleos y salarios de los taxistas.

Pirámide Invertida logró entrevistar a un taxista, quien nos contó del conflicto que sigue en aumento. Desde el 2016 esperan novedades del gobierno y nadie hace nada al respecto, por lo que continúan las manifestaciones en la ciudad.

-¿Ustedes siguen pidiendo que Uber deje de trabajar en estas condiciones?

-Nosotros pedimos que las aplicaciones ilegales se vayan del país, pedimos que el gobierno haga cumplir las leyes y que defiendan a los verdaderos trabajadores. Queremos que los persigan como nos persiguieron a nosotros en retiro, en los controles y todos los días. Lo que no vemos es que ellos hagan lo mismo, no una persecución sino unos controles hacia el transporte ilegal.

-A ustedes les deben llegar las opiniones de los pasajeros, que muchas veces se quejan del servicio, del estado de los autos, de muchas cuestiones a los taxistas, o hasta incluso de la tarifa. ¿Qué les dicen ustedes?

-En realidad, es muy difícil responder eso, porque primero cambiar un auto hoy se ve imposible no solo para un taxista, sino para cualquier ciudadano. Segundo, la gente está priorizando el bolsillo antes que la seguridad y la realidad es que nosotros tratamos de brindar el mejor servicio posible en la manera en que también nos permitan. Nosotros tenemos los autos y una duración de 10 años, donde se nos ve muy difícil cambiar porque no hay crédito, porque los autos tienen un valor alto, porque habilitar un auto sale muy caro y realmente se nos dificulta.

-¿Disminuyó el trabajo desde que apareció este medio de transporte?

-El trabajo es mucho menor desde que apareció y desde que está este gobierno. Las cosas aumentaron mucho y la gente elige no tomarse un taxi. Hay gente ignorante que se sube a Uber porque cree que hay seguridad y no se da cuenta de que la aplicación tiene todos los datos de ellos y no saben con quién se viaja. Después, si llega a existir algún tipo de problema va ser tarde porque no van encontrar a la persona que las llevó.

-¿Están en contra de Uber porque es ilegal o porque lo ven como una competencia?

-Las dos cosas, en contra porque es un invento para abrir una fuente de trabajo trucha. Aparte ya están los remises, que pusieron hace quince años y hay más de diez mil empresas de remís, de las cuales el 90% no tiene seguro ni registro y siguen trabajando. Este Gobierno y los anteriores los dejaron trabajar y son una competencia ilegal.

Juan Manuel Bratti Carlomagno

(IG) @juanmabccai