Un ejemplo infrecuente: la fusión entre dos clubes de San Nicolás

Dos clubes, clásicos rivales rosarinos, se unieron para potenciarse a nivel competitivo. Estos equipos son Regatas y Belgrano

Regatas y Belgrano San Nicolás

Todo comenzó con una charla entre los dirigentes de ambos clubes, Rosendo Cerella, del rugby de Regatas y su par Jerónimo Galván, de Belgrano. Juntos decidieron crear Regatas & Belgrano San Nicolás con la intención de potenciarse para lograr dos objetivos en común: poder disputar la Segunda División del Torneo del Litoral y el torneo Clausura de Rosario. Para ello se combinaron los jugadores, los entrenadores y los dirigentes, además de la hinchada. Parecía utópico pero terminó dándose. Para el partido debut lo hinchas pudieron portar el color del equipo que los identificaba. Los de Belgrano pudieron ir al partido con sus colores rojo y amarillo y los de Regatas con el azul y naranja. El clima que se siente es muy positivo y próspero dentro de nuevo club y así lo han destacado varias personalidades dentro del mundo Regatas y Belgrano.

«La Fusión», como lo han denominado, llegó a las semifinales en la Segunda del Litoral en una campaña histórica y luego participó en el Clausura Rosarino. Los Juveniles también se potenciaron compitiendo de igual a igual en la URR (Unión de Rugby Rosarino). Las categorías  M15, M16 y M17 también se destacaron.

Algo que el rugby tiene, y es innegable, es el hecho de la constante permanencia de los valores que priman desde el primer momento en que la disciplina se creó, hace ya muchos años. Ellos han puesto el ejemplo al unificarse, al dar el mensaje de rechazo a la enemistad, mas bien, aplaude el hecho del compañerismo y potenciar al deporte en calidad local.

Jugadores y dirigentes de ambos clubes, fusionados.

«Este equipo es un orgullo para la ciudad y un ejemplo para el deporte argentino. Cumplieron el sueño de muchas personas derribando lo que parecía imposible. Sin dudas, es un hecho histórico desde lo deportivo y lo humano”, expresó el intendente de la ciudad, Manuel Passaglia.

«No hay clubes que se junten en ningún lado. No podíamos copiar nada de nadie. El ADN se unió y parece que hubiéramos jugado juntos toda la vida”, manifestó Cerella, dirigente de Regatas.

«San Nicolás Rugby es el sueño de cualquier rugbier nicoleño de toda la historia», opinó Galván, el presidente de Belgrano.

«Es un fenómeno plausible. El progreso será inmediato y es incuestionable la lucidez de la decisión. Es un ejemplo no solo para el deporte, sino para la sociedad argentina», agregó Carlos Araujo, ex presidente de UAR (Unión Argentina de Rugby)

“La fusión fue entender que si trabajábamos en conjunto, inevitablemente íbamos a potenciarnos, individualmente y como equipo”, sostuvo Waldemar González, capitán del equipo fusionado, surgido de Regatas.

Regatas y Belgrano San Nicolás disputando un partido y celebrando

El intendente Manuel Passaglia recibió positivamente al nuevo club, inclusive los homenajeó con un video motivacional denominado «La Fusión hace la fuerza». El municipio donó las camisetas para todas las categorías: un color neutro, con los dos escudos y los colores de ambos clubes presentes por igual.

Entre lo destacable se encuentra el hecho de que el equipo de Primera se enriqueció y cuenta ahora con 72 jugadores fichados para disputar los 25 partidos. Tiempo atrás era un arduo trabajo el de reclutar para crear un equipo competente. Ahora, la fusión llegó a las semifinales en la Segunda División del Litoral en una campaña histórica. Luego participó en el Clausura rosarino. Los juveniles también se potenciaron compitiendo de igual a igual en la URR. La próxima temporada se presentará la categoría M19 y los juveniles pasarán de 91 a 115. Esa estructura los hace más sólidos. En lo deportivo, lo más alto que pueden llegar es a la Primera división del Litoral y, si se clasifican, aspirar al Nacional de Clubes.

Para que la comunión sea totalmente amena para todos desde la decisión en el verano pasado, los entrenamientos se fueron alternando entre la cancha de la Isla, cruzando en el Vaporeto, y la del Camping de la Autopista Buenos Aires-Rosario. También, un partido de local lo jugaba en Regatas y al siguiente, en Belgrano. Así pasó toda la temporada que comenzó la tarde del 23 de marzo frente a Cha Roga. El camino al respeto se vislumbra. Así lo demostraron ellos.

Lucía González Heguy, 2 «B» TM.