La NBA también sabe de grandes frustraciones

Hay diferentes casos y jugadores que fracasaron en la liga más importante del mundo siendo estrellas mundiales. El repaso de algunos casos emblemáticos.

Milos, el caso más particular.

Cada liga de básquetbol es un mundo y la NBA justamente es un caso aparte. Con diferentes reglas y un contexto totalmente diferente a todas las demás. Algunas de esas normas pueden hacer dificultosa la adaptación. Justamente las más resaltables son:

En FIBA – 4×10 minutos tiempo extra (OT) de 5 minutos

En NBA -4×12 minutos tiempo extra (OT) de 5 minutos

La línea de tres en FIBA – 6.75m (6.60 en la línea de base)

En la NBA – 7.24m (6.7m en la línea de base)

Faltas en FIBA – Fuera del partido con 5 faltas (personales y técnicas)

Faltas en NBA – Fuera del partido con 6 faltas personales o 2 faltas técnicas

Es quizás por eso que se dieron varios casos de jugadores que tuvieron un paso frustrado por la Liga estadounidense.

Milos Teodosic es un caso referente en cuanto estas situaciones. El serbio, figura y parte fundamental de su selección, no fue a la NBA en su mejor momento personal por comodidad económica. Luego reconoció haberse equivocado y se arrepiente de no haber podido explotar su potencial al máximo en su momento. “Creo que se trata de una decisión personal. En cualquier caso, sería mejor no hacerlo demasiado tarde como yo. Creo que llegué a Estados Unidos demasiado tarde. Los años con los que ha llegado Bogdan Bogdanovic es lo ideal. Unos 24 o 25 cuando ya has hecho algo en Europa y has madurado para llegar con confianza en ti mismo, lo cual es muy importante. Creo que esos son los años ideales”, afirmó el base que tan sólo jugó una temporada en Los Ángeles Clippers.

Otro caso particular es el de Juan Carlos Navarro. La “Bomba”, como es más conocidoestuvo en la NBA (en la temporada 2007-08) y fue bueno, pero decidió emprender su viaje de vuelta a casa por distintos motivos, tanto por razones personales, como económicas y deportivas (su rol en todos los equipos era tan solo de triplero). Aunque todos en España aseguran que la principal virtud de Navarro es esa, pero a él no le gustaba. Probablemente se trate del mayor talento ofensivo que ha dado el básquetbol español a lo largo de su historia. Finalmente, el reconocido jugador de la selección española abandonó Estados Unidos y volvió a su país por lo motivos mencionados.

Repasando otros fracasos puede mencionarse el de Antoine Rigadeau, el ex jugador francés que es un referente en su país. Antes de llegar a la NBA, consiguió ser 5 veces el MVP de la liga francesa (1991, 1992, 1993 y 1996), además de participar en el All-Star europeo en dos ocasiones (1998 y 1999). Fue medalla de plata en los JJ.OO. del 2000. Estuvo solo una campaña, en 2003. Con los Golden State Warriors no llegó a debutar, y con los Dallas Mavericks jugó solo 11 partidos.

Otro caso fue el de Fernando Espina, jugador español quien disfrutó de una única campaña en la NBA con los Portland Trail Blazers en la temporada 1986/87. Fue medalla de plata en 1984 con España. En Europa triunfó en el Real Madrid, donde ganó 4 ligas y 3 copas. Viajó a Norteamérica en busca de un sueño e involucrarse en la mejor liga del planeta, pero esto claramente no sucedió y retornó rápidamente al Viejo Continente.

Tomás Montibelli Serra, 2° B, turno mañana