La clave silenciosa de los eSports: el entrenamiento

Cuando se habla de eSports, para mucha gente es difícil reconocer la gran diferencia que existe entre un jugador profesional y un aficionado.

Por esa razón, es que la imagen de una persona comiendo una pizza y tomando un vaso de gaseosa o cerveza mientras se ríe con amigos es la que erróneamente se dibuja en la cabeza de las personas. Y al pensar que esta actividad poco saludable es realizada por los gamers con frecuencia, es fácil caer en una mala consideración de la actividad. Además, como consecuencia de este preconcepto, es difícil que la disciplina goce del reconocimiento de ser un deporte.

Sin embargo, esta idea producto del desconocimiento del mundo de los deportes electrónicos, está muy alejada de la realidad. Es que debido al gran desarrollo que ha alcanzado la actividad en la actualidad, los jugadores deben someterse a una gran preparación para competir de manera profesional. La misma puede incluir más de seis horas por días frente a la pantalla para mejorar técnica y tácticamente en el juego en el que se quiera especializar el deportista, pero también debe ser complementada con entrenamiento en el gimnasio. Y de la misma forma que en el alto rendimiento de cualquier otro deporte, la alimentación de los jugadores y las horas de sueño, son factores claves.

Si bien en Argentina la evolución de los eSports todavía no está al nivel de las potencias, ya existen equipos que trabajan de manera profesional. Y para aproximarnos a la preparación de los gamers en el ámbito local, hablamos con Frankkaster, quien es fundador de 9z (uno de los mejores equipos del país). Como destaca este impulsor de los deportes electrónicos, lo más importante para el desarrollo que se ha logrado hasta el momento, y para que éste continúe, es el profesionalismo con el que se trabaja. Por lo tanto, el compromiso de los diferentes entrenadores que tiene cada equipo como de los jugadores es clave para que la actividad siga creciendo y convencer a quienes se resisten a aceptarlo de la validez que tiene esta disciplina como deporte.

Una producción especial de: Lucas Arenas, Juan De la Vega, Diego González, Patricio Pudenti, Lucas Soria y Santiago Goicoechea