Los beneficios de sentirse más joven

Nuevos estudios vinculan la edad subjetiva con el envejecimiento cerebral y explican cómo la mirada de uno mismo influye en la salud

Hay varias cosas que una persona puede ir cambiando a lo largo de su vida como, por ejemplo, religión, política o equipo de fútbol. Y en parte esto se debe a que empieza a ver todo desde otro punto de vista, convencido de que lo que piensa es lo correcto. Pero hoy en día también es normal notar que alguien cambie de género o de identidad sexual. Y entre otras cuestiones, todo esto es un tema de actitud.

Lo que está claro que no puede cambiar es la edad cronológica de uno. Muchas personas mayores de edad parecen y se sienten más jóvenes, y otras totalmente al revés. Dicho esto, los que se perciben “más jóvenes” que su edad real suelen ser más sanos y estables. Por estas razones es muy importante la manera de alimentarse que tienen las personas y la cantidad de actividad física que realicen. Algo que siempre se advierte es cuidarse tanto con las comidas como ejercitarse. No se recomienda estar todo el día sentado porque en futuro puede ser perjudicial para la salud; estar constantemente en movimiento o realizar ejercicios físicos ayuda mucho.

Otro punto a destacar es la diferencia entre la edad que se siente y la real, la cual aumenta con los años. Las pruebas de memoria y el deterioro cognitivo son dos aspectos que determinan el envejecimiento en los humanos. Esto se puede relacionar con quienes sienten que están perdiendo la memoria o que ya no recuerdan las cosas como antes o con más facilidad. Es por ello que las percepciones sobre el proceso de envejecimiento tienen consecuencias determinantes en el desarrollo psicológico, la salud física y la mortalidad.

Igualmente sacando de lado la parte física, todo se relaciona también con la cabeza de uno mismo. Los que se perciben más jóvenes tienen un cerebro más joven que el que correspondería a su edad. Hay que mentalizarse para cambiar, creer que lo que uno quiere o piensa es lo correcto. Por estas razones se sostiene que los hábitos saludables (comer bien, hacer ejercicio y tener una vida social activa) y mantener una actitud positiva, son realmente importantes para el desarrollo humano. Además, sirve para mantener a un lado el deterioro relacionado con dicha edad.

Mateo Bertolami