Cómo vivió Macri el domingo electoral

El mandatario comenzó el día junto a su familia y terminó felicitando al Presidente electo Alberto Fernández.

Luego de un fin de semana donde estuvo junto a su familia y amigos en la quinta ‘Los Abrojos’, el Presidente Mauricio Macri desayunó el domingo con sus hijos y concurrió a votar al mediodía. El jefe de Estado sufragó en la escuela número 16 «Wenceslao Posse» del barrio de Palermo.

Tras sacarse fotos con algunos de los presentes, muchos de los cuales le repetían el slogan de campaña «Sí, Se Puede», el mandatario votó y tomó contacto con la prensa. Allí aseguró estar muy contento «porque la gente está yendo a votar en paz. Hay mucha mayor concurrencia que en las PASO y hemos tenido un récord de votantes en el exterior».

Además pidió «tranquilidad» para esperar los resultados y afirmó que «cualquiera sea el escenario, mañana voy a estar trabajando desde temprano para todos los argentinos». De ahí volvió a ‘Los Abrojos’, donde almorzó con su esposa Juliana Awada y sus hijos y luego fue hacia Olivos.

Finalizados los comicios, emitió un tuit en el que felicitó «a todos los argentinos que fueron a votar y se expresaron en paz. Más que nunca fuerza a los fiscales responsables de cuidar la voluntad de la gente y gracias por su compromiso». A las 21 se dirigió desde la Quinta Presidencial al centro de operaciones de ‘Juntos por el Cambio’ en Costa Salguero.

Una vez que se conocieron los resultados que daban como ganador en primera vuelta a Alberto Fernández, y tras los discursos de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, el Presidente salió al escenario aproximadamente a las 22:30 junto a Miguel Ángel Pichetto.

El mandatario felicitó «al presidente electo, Alberto Fernández» y confirmó que «lo invité mañana a desayunar a la Casa Rosada, porque tiene que empezar una transición ordenada que tiene que llevar tranquilidad a los argentinos».

En lo que respecta a su equipo, dio sus gracias «a toda la gente que me acompañó en estos cuatro años, especialmente a Gabriela Michetti y Miguel Pichetto, con quien seguiremos trabajando juntos por el bien de los argentinos.  Nos comprometemos a ejercer una oposición sana, constructiva y responsable. La Argentina que viene nos necesita a todos».

Por último, felicitó a «Horacio por haber sido reelecto en primera vuelta. Es un justo reconocimiento a un hombre que trabaja de manera muy seria y también a María Eugenia que deja una vara mucho más alta en la Provincia de Buenos Aires». Finalizado su discurso, el mandatario se retiró a Olivos pasada la medianoche.