Maria Eugenia Vidal: Una derrota previsible

El resultado de las PASO fue determinante

María Eugenia Vidal en el cierre de campaña de Cambiemos

El día comenzó muy temprano para la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Tras un desayuno familiar en su casa de Castelar, cerca de las once de la mañana fue acompañada por su hija mayor a emitir su voto en el Colegio Parroquial Don Bosco de Morón. «Me voy con mucha tranquilidad, un día de votación es para celebrar, para que los argentinos recordemos que nunca queremos volver atrás», expresó tras ser abordada por seguidores de su partido político y algunos periodistas.  Luego de realizar el sufragio, almorzó  un asado en la casa de sus padres, durmió un rato la siesta y por la tarde se dirigió al bunker del oficialismo en Costa Salguero, donde esperó los primeros boca de urna.

Los resultados de las PASO en agosto fueron favorables a Axel Kicillof, quien se impuso en la provincia por 18 puntos, por lo que la tarea de Vidal no era sencilla, ya que al no haber ballotage debía ganar al menos por un voto. Junto a su equipo de trabajo pusieron manos a la obra para recuperar la confianza en los habitantes del distrito más importante del país.

«Está claro que esta devaluación que estamos atravesando va a tener impacto y necesitamos más que nunca estar con todas las herramientas que el gobierno oficial pueda ofrecer para acompañar a los bonaerenses», decía Vidal tras el cimbronazo que provocó la suba del dólar luego de las PASO. Después de una reunión en La Plata junto a diputados, senadores y candidatos a legisladores bonaerenses, pidió estar más unidos que nunca de cara al futuro político argentino. «Tenemos que estar más cerca de la gente, hay que escuchar más a los vecinos», remarcó.

Si bien decidió estar alejada del boca de urna extraoficial, la gobernadora sabía las mesas favorables en la provincia donde debía descontarle votos a Kicillof, una tarea no muy sencilla debido al aplastante triunfo del candidato del Frente de Todos.

Cerca de las seis de la tarde, comenzaron a conocerse los primeros resultados de la elección. Escrutadas el 67% de las mesas, Kicillof ganaba con el 51,3% de los votos mientras que Vidal obtenía el 36,2%.

De a poco fueron acercándose los militantes de Juntos por el Cambio al búnker de Costa Salguero, demostrando tristeza pero con un fuerte apoyo hacia la mandataria bonaerense. La elección había comenzado a perderse luego de las PASO y si bien hubo una leve mejoría con la suma de la victoria en varios distritos importantes como La Plata, San Nicolás, Bahía Blanca y Mar del Plata, no alcanzó para gobernar la provincia cuatro años más.

Pasadas las once de la noche y con el 92% de las mesas de la provincia escrutadas, no quedaban dudas de la clara derrota de la gobernadora. El candidato del Frente de Todos obtuvo el 52,06% de los votos contra los 38,63% de Vidal.

«Como dije siempre, mi compromiso fue y es con todas las personas de esta provincia y estoy acá para servir. Mañana a primera hora empezaremos a trabajar para que la transición sea la mejor para todos los vecinos. Este equipo y yo vamos a seguir acá. Creanmé, este no es un proyecto fallido. Este camino no se termina hoy ni el 10 de diciembre», aseguró entre lágrimas la gobernadora.

 

La Gobernadora de la provincia de Buenos Aires al momento de votar

«Las urnas no matan sueños, sólo expresan que este no es el momento y que tenemos que trabajar para mejorar. No quiero irme de acá sin antes decirles que dimos todo para que podamos vivir tranquilos en una provincia mejor, de la que nos podamos sentir orgullosos. Yo elegí esta provincia para vivir y me queda mucho por hacer», sostuvo María Eugenia Vidal.

El futuro de la gobernadora todavía es incierto aunque nadie duda que seguirá ligada a la política. Solo queda saber desde qué lugar y con quiénes.

Braian Guido Ezequiel Cejas 2° A tn

 

Si querés ver más:

https://www.lanacion.com.ar/politica/vidal-hoy-dios-me-dio-descanso-recupere-nid2301163

https://cnnespanol.cnn.com/radio/2019/10/27/cerraron-los-comicios-en-argentina-se-abre-un-compas-de-espera-hasta-las-21/