Un quinto puesto muy meritorio en la Copa del Mundo

La Selección Argentina masculina de voleibol finalizó un gran año haciendo una buena temporada exigente en la que afrontó 45 partidos en seis competencias oficiales y donde además consiguió la clasificación a Tokio 2020, el Oro en los Juegos Panamericanos y las medallas de plata en el Campeonato Sudamericano y en la Copa Panamericana. En la Copa del Mundo, en tanto, se llevó ocho victorias en 15 juegos, marca que no lograba en competencias organizadas por la Federación Intenacional de Voleibol (FIVB) desde 2015.

La selección nacional masculina de vóley había vencido el pasado 15 de octubre por 3-0 a Australia en el último encuentro correspondiente a la Copa del Mundo de Japón 2019, en el cual terminó quinto, igualando su mejor marca histórica, como ya lo había conseguido en 1985 y 2015.

El encuentro que se disputó en Hiroshima terminó 3-0, con parciales de 25-20, 25-21 y 26-24 para que terminen festejando los argentinos, que tuvieron como goleador a Ezequiel Palacios con 17 puntos, quien fue el máximo anotador del certamen.

El conjunto dirigido por Marcelo Méndez, en su primer año como entrenador principal, finalizó en dicha posición de la Copa de Japón tras conseguir un total de seis victorias y cinco derrotas en el torneo internacional que reúne a los 12 mejores seleccionados del mundo.

Franco Nieva, 2° B, turno mañana.