La NBA puede perder mucho dinero por un conflicto con China

Daryl Morey, general manager de los Houston Rockets y uno de los directivos más brillantes de la NBA, publicó en su cuenta de la red social Twitter una imagen con el eslogan «Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong». En el país asiático cayeron muy mal las declaraciones sobre el tema y amenazan con cortar todo tipo de vinculo con la Liga estadounidense. Así empezó una crisis diplomática con China que puede terminar costándole cientos de millones de dólares a la NBA.

¿Por qué? Porque China desde hace dos décadas se convirtió en el gran horizonte de expansión de la Liga más poderosa del mundo. Como en otras partes del mundo, los Bulls de Michael Jordan fueron un gran impulso en los años noventa, pero el despegue llegó con Yao Ming, elegido número uno del draft de 2002 por la franquicia de Houston Rockets. Aprovechando la aparición de Ming, la NBA comenzó a construir una red de negocios (NBA China) que hoy la revista Forbes valora en más de 4.000 millones de dólares. Desde entonces, bajo el nombre de ‘China Games’ se celebran giras anuales para impulsar la imagen de la Liga.

Ante este conflicto, Adam Silver, actual comisionado de la liga, dio su opinión al respecto y tomo una dura posición al enmarcar esta crisis diplomática en una cuestión de libertad de expresión. «Intentamos ser sensibles con las costumbres y la cultura locales. Pero la NBA no se disculpa por los comentarios. Los valores de la liga respaldan la educación de las personas y su opinión sobre asuntos importantes para ellos. Lo que no es incompatible con sentir y mostrar arrepentimiento por el efecto de dichos comentarios», afirmó Silver. Además, agregó: «Si es el precio por defender nuestros valores, estamos dispuestos a pagarlo».

Asi, dejó en claro que su organización no se disculpara por el mensaje del dirigente de los Rockets, borrado posteriormente. Inclusive luego que la televisión estatal de China cancelara la transmisión de un par de partidos de pretemporada que se jugaron allí el fin de semana. La empresa también dijo que se replanteará toda su cooperación y demás trabajos que tengan que ver con la NBA. También la empresa Tencent, socio de streaming de la NBA y con un contrato de 1500 millones de dólares con la liga de Estados Unidos dijo que no pasará los partidos de Houston en China y varios portales deportivos anunciaron que dejaran de cubrir al equipo. Recordemos que la franquicia texana ha sido durante este siglo el equipo más popular en China y en 2015 fueron junto a Golden State los primeros de la historia en llevar su ropa con caracteres en mandarín por el Año Nuevo chino.

Según los especialistas, la reacción de transmisiones y los patrocinadores ha hecho que las franquicias empiecen a trabajar con bajas de hasta un 10% o un 15% en el límite salarial. Eso implica que, en el peor escenario, las pérdidas pueden calcularse en cientos de millones. Este conflicto, por demás esta decir, tendrá varios capítulos por delante y veremos si la NBA es capaz de salvar los millones que le otorga el mercado Chino.

Luciano Martinez, 2° B, turno mañana.