El día que Palermo hizo delirar a todo el Monumental

Un 10 de octubre de 2009, Martin Palermo se disfrazaba de héroe en el Monumental. Allí fue, un sábado por la noche, y bajo una intensa lluvia, cuando Palermo ponía el 2 a 1 ante Perú por la anteúltima fecha de las eliminatorias para el Mundial Sudáfrica 2010.

Ese día el seleccionado nacional, en ese entonces dirigido por Diego Armando Maradona, llegaba al partido en busca de uno de los últimos boletos para el mundial, dicha clasificación se definiría días más tarde en el encuentro entre Uruguay y Argentina. Pero lo anecdótico y más recordado de ese día fue el agónico gol que marcó Martin Palermo; transcurrían ya 47 minutos del segundo tiempo, el partido estaba empatado 1-1, con un córner a favor de la selección albiceleste y los 11 jugadores Peruanos dentro de su área defendiendo el punto que estaban consiguiendo en tierras complicadas, y con esto no me refiero a el campo de juego, que dicho sea de paso no estaba en muy buenas condiciones producto de la intensa lluvia que azotaba a la ciudad de Buenos Aires, sino a las tierras Argentinas en las cuales históricamente el seleccionado nacional solía hacerse fuerte.

Martín Palermo gritando el gol ante Perú.

Tras el centro de Federico “Pocho” Insúa desde el córner derecho, que sobrepaso a todos en el área; menos a Ángel Di María, quien esperaba un rebote por la banda izquierda, mete un centro al medio del área chica, el cual fue rechazado por un defensor peruano, pero por suerte, aparecería nuevamente Insúa, quien en un intento de rematar al arco, y tras un rebote en un defensor peruano; permite la entrada en escena del gran protagonista de la noche, si Martin Palermo, que encuentra el rebote y con su pie izquierdo empuja la pelota al fondo de la red, para que explote de alegría todo el Monumental, para provocar el famoso festejo de Maradona arrojándose de palomita en el campo de juego, y para despejar las nubes que se asomaban en el horizonte del seleccionado albiceleste.

Maradona gritando el agónico gol de Palermo ante Perú

Gracias a este gol, que le significo la obtención de tres puntos vitales para acomodarse en la tabla de posiciones, y dejar con vida a una selección que llegaba envalentonada al clásico Rio Platense ante Uruguay, al cual tendría lugar 4 días después, en el cual gracias al gol de Mario Bolatti el conjunto argentino obtuvo la victoria que necesitaba para clasificarse al tan ansiado mundial de Sudáfrica.

 

Lucio Frau Nayar, 2°B Turno Tarde