China dio que hablar en el Mundial de Doha tras un insólito final en la posta de 4×100 femenino.

El equipo chino fue descalificado debido a un error inusual.

En la final de los 4 x 100 metros del Mundial de atletismo Doha 2019 ocurrió un hecho disparatado. Dos atletas chinas comenzaron a correr hacia atrás debido a un error en la entrega del testimonio.

Todo era normal, la carrera entraba en zona de definición con cinco países peleando por un lugar en el podio y China era uno de ellos. Finalizando los 300 metros Lingwei Kong se pasó de los límites de entrega del testimonio que debía recibir Manqi Ge, porque ésta última tomó demasiada velocidad antes de tiempo. Mientras que los otros 4 se esforzaban por conseguir una medalla, las dos atletas chinas comenzaron a retroceder. Desesperadas por llegar al lugar de entrega corrían hacia atrás frenaban y volvían hacerlo. Luego se acomodaron y volvieron a la carrera.

La anécdota culminó con el equipo chino descalificado por infringir el artículo 170.7 del reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que habla sobre la entrega de los testimonios.

Jamaica se quedó con la medalla dorada, la plateada fue para Gran Bretaña y la de bronce para Estados Unidos. La atención del público fue exclusivamente para las chinas que terminaron llorando desconsoladas sin poder creer el error absurdo que cometieron.

Las chinas perdieron un lugar en el podio y además la plaza para lo Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ahora tendrán que esperar a entrar por repechaje. Los 42,36 s con los que entraron a la final seguramente les ayuden en esa pelea.

 

Azul Benitez