Lula Da Silva: «No cambio mi dignidad por mi libertad»

El ex mandatario brasileño rechazó el arresto domiciliario

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, rechazó el derecho a acceder a arresto domiciliario solicitado por los fiscales ya que prefiere esperar en la cárcel la anulación de su condena por parte de la corte suprema de justicia, por considerar que tanto su proceso como su condena carecen de legitimidad. 

“No cambio mi dignidad por mi libertad”, expresó a través de una carta escrita a mano divulgada por su abogado. “Quiero que sepan que no acepto cambalaches con mis derechos y mi libertad. Ya demostré que son falsas las acusaciones que me hicieron. Son ellos (los fiscales) y no yo los que están presos en las mentiras que le contaron a Brasil y al mundo”, aseguró el ex presidente allí.

La petición de los fiscales a la Justicia consistía en que el ex mandatario cumpla el resto de su condena en régimen semiabierto, que le permitiría trabajar fuera de la cárcel.

Lula se encuentra en prisión desde abril de 2018. Una condena impuesta por el exjuez Sergio Moro por corrupción y lavado de dinero a ocho años y 10 meses, ratificada en la segunda y tercera instancia. Se trata de una derivación de la causa Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil.

 

Sebastián Rojas