Los Pumas y una despedida prematura del Mundial

Pasó lo mismo que en el Mundial de 2003: afuera en primera ronda. Dentro de cuatro años Los Pumas buscarán su revancha en Francia.

El domingo por la mañana, Argentina se enteró que debía hacer las valijas para volver a su país tras perder contra Inglaterra y con la victoria de Francia ante Tonga por 23-21, ya que era la única esperanza que le quedaban a Los Pumas de seguir vivos en esta Copa del Mundo de Rugby 2019 en Tokio.

La selección argentina de rugby no logró pasar a cuartos de final, así como ya le había ocurrido en 2003. Pero hay una diferencia con aquella eliminación. Jaguares no existía, y no había tenido tantos choques internacionales como los que pueden tener en la actualidad. En este Mundial 2019, de los 31 Pumas convocados, solamente cuatro no pertenecen al plantel actual de Jaguares, franquicia que hace meses había llegado a su primer final del Súper Rugby, teniendo roces contra jugadores del nivel de Nueva Zelanda, Sudáfrica, y las mayores potencias del mundo de este deporte. En aquella final perdieron frente a Crusaders, tricampeón del torneo. Pero no fue para nada una desilusión, sino una luz de esperanza de cara a los dos torneos que se les aproximaban: el Rugby Championship y la Copa del Mundo.

 

Si bien no se obtuvo ninguna victoria en el Rugby Championship, todas las fichas estaban centradas en Tokio, donde no se vio reflejada la garra característica del conjunto argentno, con errores defensivos clave a la hora de responder al ataque francés e inglés, y la falta de consistencia en los 80 minutos del juego. Jerónimo de la Fuente, uno de los subcapitanes argentino, declaró tras la eliminación en el Mundial que «la camiseta de Los Pumas es mucho más grande que la de Jaguares» y aseguró que frente a Estados Unidos, pese a no jugarse un puesto en el Mundial, si van a jugarse «el honor de dejar todo en la cancha y dejar la celeste y blanca lo más arriba posible».

El próximo mundial de rugby se realizará en 2023 en Francia. Argentina tras ser eliminado en la fase de grupos en 2003, luego en su próximo Mundial, en 2007, también realizado en Francia, consiguió su mejor resultado en una Copa del Mundo: el tercer puesto. ¿Se repetirá esa historia?

Julián Candio, 2° B, turno mañana