El equipo europeo se volvió a llevar la Laver Cup

Con Federer como bandera en su tierra natal, se llevaron la tercera edición del certamen.

La tercera edición de la Laver Cup dejó grandes sensaciones, en un fin de semana que tuvo acción con los mejores jugadores del mundo. El torneo debe su nombre al ex gran tenista australiano, Rod Laver, que fue el único hombre en ganar los cuatro títulos del Grand Slam en un mismo año en dos ocasiones (1962 y 1969).

En cuanto a la organización, esta vez también fueron tres jornadas consecutivas. El primer día entregó un punto por partido ganado, el siguiente dos y el ultimo tres puntos. El equipo que más puntos obtuviera en los tres días, sumando de igual manera los partidos de singles y dobles, sería el ganador. Y festejaron los europeos.

Las anteriores dos ediciones también habían sido victoria para el equipo europeo, con presencia de otros jugadores como por ejemplo el número uno del mundo, Novak Djokovic, quien prefirió no estar presente en esta oportunidad. La diferencia en los dos años anteriores era mucho mayor que en este torneo, en el cual hubo una gran participación por parte del equipo del resto del mundo para hacerle frente a los grandes tenistas de Europa.

En Ginebra, Suiza, Roger Federer hizo gala de su localía y se sintió muy cómodo jugando tres partidos: dos de manera individual, frente a Nick Kyrgios y John Isner. Además ganó sin problemas su duelo de dobles, con su compañero Alexander Zverev, al enfrentar a Denis Shapovalov y Jack Sock.

Pero el torneo no fue del todo prolijo ya que se produjeron distintos inconvenientes, como la suspensión  del duelo entre Rafael Nadal y Kyrgios. El español acusó una lesión en su muñeca izquierda después de jugar el sábado dos partidos seguidos y fue reemplazado por Dominic Thiem. El problema lo causó el capitán del equipo del resto del mundo, el gran John McEnroe, quien dejó también fuera de su team al australiano diciendo que tenía una lesión en el hombro,  pero esto no se había observado en el calentamiento previo.

Igualmente Taylor Fritz, que reemplazo a Kyrgios, venció a Dominic Thiem y puso la serie a favor del equipo del resto del mundo. Pero tanto Roger Federer como Alexander Zverev, este último venciendo en el último encuentro a Milos Raonic, ganaron sus encuentros para definir una nueva edición de la copa. Cabe destacar que el suizo y el alemán son los únicos participantes que triunfaron en todos los partidos que disputaron de forma individual, Roger ganó seis y Zverev cinco.

Si bien es una copa que no reparte puntos,  hay una gran diferencia en el nivel de los tenistas europeos y los del resto del mundo. Aunque esta edición dejó una gran sensación para los patrocinadores y organizadores ya que se dio una serie muy pareja hasta el último partido.

La cuarta edición, la de 2020, sería el próximo año del 25 al 27 de septiembre en la ciudad de Boston, pero todavía no está confirmada por la proximidad de estas fechas a los Juegos Olímpicos de Tokio.