Mudanza del CeNARD y Romero Brest: ¿negocio o progreso?

Después de varios meses de discusión, siguen las controversias en relación al traslado de dos sitios muy importantes para el desarrollo del deporte argentino

Luego de la finalización de los Juegos Olímpicos de la juventud, el Gobierno mostró una clara intención de trasladar el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) desde el barrio de Núñez hacia el nuevo predio de Villa Soldati. Sumado a esto, también surgió la idea de mover el Instituto Superior del Profesorado de Educación Física “Dr. Enrique Romero Brest” al Parque Sarmiento, en el barrio de Saavedra.

Esta situación generó el repudio de muchos deportistas, profesores y estudiantes, los cuales conformaron la agrupación “Salvemos el CeNARD” y se mostraron rotundamente en contra de la mudanza de estos entes tan relevantes para el deporte. En septiembre, una vez más, se juntaron en la intersección del Libertador y Crisólogo Larralde para visibilizar su descontento ante estas iniciativas.

Deportistas, educadores y alumnos volvieron marchar en contra del traspaso del Cenard. Foto: @erussox

Desde hace un tiempo que esta asociación viene reclamando en contra de la posibilidad de traslado a otra zona. Todo surgió después de que el propio presidente de la nación, Mauricio Macri, se refiriera a este tema, en el marco de una reunión con los atletas participantes de los Juegos de la Juventud. “Tenemos que estar listos para mudarnos a estas instalaciones que cuentan con una increíble infraestructura deportiva que nos queda para poder seguir desarrollando el deporte de alta competencia. Es algo maravilloso para el sur de la Ciudad y para el futuro de nuestro deporte”, comunicó el presidente el pasado año. Esto generó la alerta de este grupo de personas, las cuales se reunieron y con el lema de “No a la destrucción y basta de negocios inmobiliarios” realizaron distintas movilizaciones y dejaron en claro su postura sobre cuestión.

Argentina es un país que vive el deporte de una forma distinta; cualquier acontecimiento de esta índole es capaz de cautivar el interés de la población. Eso fue exactamente lo que ocurrió el pasado año en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Pero para poder llegar a organizar este evento deportivo, fueron necesarios nuevos estadios, gimnasios y distintas inversiones por parte del Estado. Esas instalaciones creadas anteriormente en Soldati, al día de hoy se encuentran con muy poco uso y es allí en donde las autoridades insisten en mudar el Centro Nacional de Alto Rendimiento. Maria Chiesa, docente del Romero Brest y conocedora de las instalaciones del CeNARD, expresó: “Es verdad que hay un predio enorme en Soldati, pero ese parque Olímpico no es el mismo que se vio en los Juegos, la mayoría de las edificaciones ya están descompuestas. La cancha de hockey sé que está y la pileta también, pero hay varias cosas que no”.

El CeNARD es un lugar de suma importancia en nuestro país, ya que es un espacio en donde los deportistas tienen la posibilidad de entrenarse y a su vez estar controlados por profesionales de gran nivel. Este enorme predio cuenta con una pileta Olímpica, una cancha de hockey, un gimnasio grande dotado con varios elementos, varios mini gimnasios, un microestadio, una palestra única en el país, entre otros sitios. Todo esto es muy difícil de replicar en otro lugar y más cuando los recursos son escasos.  

Contiguo a este sector se encuentra el  Instituto “Dr. Enrique Romero Brest”, el cual es hace más de 100 años es un ejemplo de educación pública en el ámbito deportivo. Chiesa, ex estudiante y profesora de la cátedra de hockey, contó su descontento a la hora de enterarse de esta normativa que se podría implementar en un futuro. “Primero fue en 2017 con la UniCABA, en donde querían que todas las carreras docentes como arte, educación física, inglés etc se agruparan en un mismo lugar. Pero a mediados o fines del año pasado, los directivos  se enteraron de que junto a idea de la mudanza del CeNARD , el predio del Instituto también iba a moverse. El profesorado tardó más de 90 años en tener la concesión y ahora que lo tenemos muy lindo y casi completo, lo quieren tirar todo abajo por un negocio y mudarnos a un parque público en donde hay un par de canchas pasto y nada más”, reflexionó la educadora.

Es una cuestión de público conocimiento que la actual Agencia de Deportes (a principios de año dejó de ser una Secretaría) tiene bienes edilicios muy codiciados. El CeNARD y  el ISEF son dos de ellos, ya que cuentan con alrededor de veinte hectáreas en pleno barrio de Núñez. La docente del profesorado, como muchos de sus pares, cree que detrás de todo lo que expresan las autoridades del Gobierno hay una intención de realizar un negocio inmobiliario en la capital. Por esto comentó: “Yo estuve en una reunión y ellos dicen que el movimiento de ambas cosas tiene que ver con una cuestión de activos y pasivos. Llevando estos centros del deporte a otros lugares de Buenos Aires, estas zonas van a empezar a estar más pobladas. Mientras tanto en los predios vacíos de Núñez, se podrán desarrollar industrias, pero es una cuestión ni más ni menos que de negocios inmobiliarios multimillonarios. En esto también está metido el presidente del COA, el cual ya adquirió lo que era el predio del Tiro Federal”.

Hasta el momento los planes no se concretaron y las movilizaciones siguen, pero no parece que exista la posibilidad de un acuerdo en donde todas las partes queden conformes. Lo principal y más importante de la cuestión es el bien del deporte argentino, de la educación y el de los atletas que representan al país y que en muchos casos quedan en segundo plano.

Pilar Misenti Nolazco