Aquel debut de ”La Máquina” en el recuerdo eterno de la patria futbolera

Un 21 de septiembre  de 1941 debutaba de manera oficial la famosa delantera de River Plate denominada, tiempo después, como “La Máquina” integrada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Aristóbulo Deambrosi, quien después sería reemplazado por Félix Loustau.

El debut de esta famosa y reconocida delantera fue nada más y nada menos que ante Independiente de Avellaneda, por la fecha 25° del Campeonato de Primera División de 1941, en el estadio “La Doble Visera”; la diferencia en el resultado fue abrumadora, el equipo millonario aplastó por 4 a 0 al conjunto de avellaneda. Ese día Adolfo Pedernera anotó en tres oportunidades, y el tanto restante lo convirtió Juan Carlos Muñoz, para sellar el 4 a 0 definitivo, que marcaría el inicio de una nueva era en el fútbol argentino.

La famosa delantera fue bautizada con el nombre de “La Máquina” tras un partido en el que River goleó a Chacarita por 6 a 2, el autor y responsable de tal denominación fue Ricardo Lorenzo Rodríguez, más conocido por Borocotó, en aquel momento periodista del Grafico.

La Maquina de River

La Máquina marcó un antes y un después en el fútbol argentino, ellos instauraron su fútbol de  desborde y velocidad; con su gran cantidad de pases y constante movilidad sentaron las bases de lo que hoy conocemos como fútbol moderno; dos medias puntas, Muñoz y Perdernera, dos extremos, Moreno y Loustau, y un delantero, como Ángel Labruna. Tiempo después, el gran fútbol que desplegaron, fue denominado como fútbol total.

Esta gran delantera tuvo lugar entre los años 1941 y 1944, lapso en el que River, bajo el mando de Renato Cesarini y Carlos Peucelle, consiguió quedarse con dos campeonatos nacionales. Al respecto del surgimiento de este apodo, Carlos Peucelle declaró: “La Máquina de River fue un invento de Doña Rosa, la mamá de Adolfo Pedernera”, declaración elogiosa para el entonces delantero y conductor de River.

También en esa época la infernal delantera era conocida bajo el nombre de “Los Caballeros de la Angustia”, debido a que tenían durante gran parte del partido la posesión del balón, pero no podían definir los encuentros hasta los últimos minutos, con respecto a esto Juan Carlos Muñoz dijo: “Nos llamaban los Caballeros de la Angustia porque sentíamos que podíamos hacer el gol en cualquier momento, no nos preocupábamos por hacerlo rápido, entonces jugábamos, tocábamos, desbordábamos y volvíamos para atrás para jugar con la pelota. Entonces, la gente y los periodistas se impacientaban y nos pusieron los Caballeros de la Angustia, pero no por angustia en nuestro arco, sino porque hacíamos los goles en los finales del partido. Era medio a propósito”.

 

Lucio Frau Nayar, 2°B, T.T.