Alberto Fernández llevó su campaña electoral a España y Portugal

El candidato a Presidente de la Nación tuvo una agenda muy cargada durante su estadía en Europa, en la que sostuvo diferentes reuniones con importantes empresarios y referentes políticos. Además, dictó clases en una Universidad y dio un discurso en el Congreso

Alberto Fernández brindó una conferencia en el Congreso de los Diputados en Madrid. Foto: Uly Martín (El País).

Alberto Fernández estuvo de gira por una semana en el viejo continente. El candidato presidencial por el Frente de Todos visitó España y Portugal con el objetivo primordial de afianzar las relaciones entre la República Argentina y esos dos países en caso de que el próximo 10 de diciembre asuma como primer mandatario. Los principales portales de noticias se explayaron de diferentes formas ante este asunto.

El sitio web de la Revista Hamartia dejó trascender que la visita de Alberto Fernández a Portugal para reunirse con el Primer Ministro Antonio Costa tiene que ver con las circunstancias implementadas por los lusitanos para salir de una grave debacle financiera en mayo de 2014 llevando adelante severas medidas de ajuste que marcaron un profundo decaimiento económico sin precedentes para la historia portuguesa, del que pudieron salir años después a través de la aplicación de políticas de fortalecimiento relativo del mercado interno y del boom turístico, de exportaciones y de inversiones extranjeras hacia el sector de la construcción. Fernández haría el intento de implementar ciertos conceptos del “milagro portugués” en la Argentina si se convierte en el futuro Presidente para paliar la constante caída de nuestra economía.

El País Digital, por su parte, informó el paso a paso de su recorrido por la península ibérica de quien se impusiera en las PASO. En la nota elaborada por este periódico se puede apreciar un breve pero conciso resumen de cada punto de la agenda de Alberto Fernández en Madrid, y se resaltan varias declaraciones efectuadas por el líder del Frente de Todos con respecto a la actual crisis política y económica que se está dando en el país. Entre sus distintas afirmaciones sobre este aspecto, se destacan el compromiso que asumió para saldar las deudas, su relación con el Ejecutivo español y con las empresas multinacionales. También dio su parecer ante las causas judiciales que atraviesa Cristina Fernández, su compañera de fórmula.

Clarín, como es habitual en este tipo de casos,le dedicó una exhaustiva cobertura a este tema, destacando cada uno de los movimientos que ejecutó el ex Jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner en territorio ibérico. A través de su plataforma digital, este medio informó detalladamente que el abogado de 60 años mantuvo reuniones con las personalidades políticas más importantes de la región. Fernández dialogó con Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno de España y referente del Socialismo y con Josep Borrell, el Ministro de Exteriores, en el Palacio de La Moncloa. A su vez, también tuvo tiempo de encontrarse con el ex Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, y con varios miembros del mundo empresarial. Durante su estadía enPortugal, charló con Antonio Costa, Primer Ministro de esa nación.

Además, este periódico hizo alusión a la disertación sobre la comunicación en política y el rol de los medios que ofreció el dirigente peronista en la Universidad Camilo José Cela de Madrid, en la que evitó mencionar a la Argentina, y a la conferencia que expuso en la Cámara de Diputados de España, que armó revuelo por ciertas cuestiones ligadas a la política interna de ese país.

De todas formas, las principales consideraciones abordadas por Clarín fueron las declaraciones de Alberto Fernández relacionadas a la carrera presidencial de cara a las próximas elecciones del 27 de octubre. El compañero de boleta de Cristina Fernández manifestó públicamente que su eje de campaña se volcará en cuestiones centrales como la economía, la emergencia sanitaria, la no reforma de la Constitución y la concertación de un eventual pacto social, sin dejar de lado las críticas hacia la gestión de Mauricio Macri.

Julio Cabelli