Batallas de Rap, una moda que no para de crecer

Algo que empezó en la calle hoy por hoy contiene competencias a nivel internacional de alto relieve y parece no tener techo

Las batallas de rap consisten en dos (o a veces más) personas compitiendo para evaluar cuál de ellas tiene mejor ingenio a la hora de improvisar sobre una base de rap o por encima de un beatbox (sonidos que simulan una base producidos por una persona).

Esta moda se desprende del hip hop y arrancó en la década del 80 en Estados Unidos; en la siguiente tuvo un gran crecimiento, con Eminem entre sus grandes exponentes, y en el siglo 21 tomó una importancia enorme en la cultura del rap.

Nuestro país tardó algunos años en meterse de lleno en este mundo tan particular pero hoy por hoy muestra un gran nivel. A principios de los 2000 aparecieron algunos competidores importantes y en el 2005 “Frescolate” ganó la “Red Bull Batalla de los Gallos” (el evento anual más importante dentro del freestyle), con lo que se convirtió en el primer ganador de la historia de esta competición.

Con los años esta modalidad fue tomando una relevancia aun mayor; en 2010 apareció en el gran Buenos Aires el “halabalusa Underground”, que ayudó a que la cultura fuera más visible, y años más tarde aparecería el “Quinto Escalón”, que fue un evento que duró hasta 2017 y se realizaba en el Parque Rivadavia. De este último salieron muchos cantantes que hoy en día tienen un nombre propio dentro de la música; sin ir más lejos podemos encontrar a Duki, Wos o Paulo Londra, hoy uno de los artistas más reconocidos a nivel latinoamericano, con éxitos muy importantes.

El “quinto” (así conocido dentro de la cultura) impulsó por completo el desarrollo de las batallas en nuestro país y obtuvo una repercusión realmente impensada para sus organizadores. Uno de los principales motivos por los que dejó de llevarse a cabo fue la dificultad de que tanta gente pueda entrar en un parque. Igualmente dejó una huella imborrable ya que el boom que generó fue muy grande.

Como se dijo antes, la “Red Bull Batalla de los Gallos” es la competencia más importante dentro del habla hispana ya que compite el mejor rapero de cada país que hable español. Se clasifican 13 raperos por país y los 3 con mejor posición de este mismo evento el año anterior. Se divide en 3 partes: regionales (cada provincia o sector de un país tiene su propio evento que da pie a clasificar a la nacional), nacionales (el campeón clasifica a la internacional) e internacional (aquí se decide el mejor rapero del año). Desde 2005 se llevan 13 ediciones internacionales y Argentina obtuvo 3 veces el titulo (Frescolate en 2005, Dtoke en 2013 y Wos en 2018)

Este año la “Red Bull” será en España y Wos (último campeón) intentará defender su trofeo. Más allá de este último, en nuestro país todavía no se decidió el otro participante ya que la nacional se realizará el 20 de octubre en el Luna Park.

Otro evento con gran preponderancia es la “Freestyle Master Series”, que es una liga nacional y reúne a los 10 mejores raperos de cada país. El sistema de competencia es por puntos y los dos últimos descienden, así como los dos mejores del ranking de ascenso tienen su oportunidad de participar en el siguiente año. Esta competición es organizada por “Urban Roosters”, que es una organización creada con el fin de crear eventos de batallas (lo que habla del crecimiento del movimiento).

El formato es muy especial ya que contiene 6 rondas que hacen elevar por completo el nivel de los participantes. Un ejemplo es el “hard mode” que consiste en la aparición de una palabra cada 5 segundos en pantalla (en el transcurso de un minuto), que deberá ser nombrada por el competidor.

En Argentina este formato comenzó el año pasado, profesionalizando aún más el nivel de nuestro país. Tras nueve fechas, el campeón fue Wos, que coronó un gran año al quedarse con los dos eventos más importantes.

En fin, el mundo de las batallas empezó muy de abajo y fue creciendo a punto tal de hoy llenar estadios enteros como el Luna Parkm y promete seguir creciendo en nuestro país.

Elian Vinocur