Amy Winehouse: Una luz que se apagó antes de tiempo

La oscuridad tormentosa de su vida de excesos apagó la luz maravillosa de su talento, la cantante británica Amy Winehouse no soportó el peso de la fama, el 23 de julio de 2011 fue encontrada muerta en su cama y pasó a formar parte del famoso «club de los 27».

Con tan solo 27 años y una vida marcada por las adicciones, Winehouse dejó un legado musical impactante,  acentuado por el poderoso registro de voz que poseía. Si bien al principio era considerada una cantante de Jazz se convirtió luego en la mayor exponente del R&B, Soul y Pop, de este siglo.

La diva británica grabó tan solo dos discos: «Frank» en el 2003 y «Back to Back» en el año 2006, este último fue el álbum que la llevó a la estrellato y la marcó para siempre, no solo musicalmente sino también en un camino de excesos y controversias.

Kurt Cobain; Amy Winehouse y Jimi Hendrix. Miembros del «Club de los 27».

Su gran talento y la ligazón automática al «club de músicos» populares que fallecieron a la edad de 27 años, con denominador común de abuso de drogas y alcohol, mantuvieron su música viva en todos los fans y elevaron a Amy al mote de leyenda.

Hoy tendría 36 años, a 8 años de su muerte, tenemos la sensación de que quedó muchísimo talento por deslumbrar, pero, lamentablemente, la oscuridad que atormentaba su vida no permitió a sus seguidores disfrutar de toda su luz.

Nahuel Cristaldo
   2° «B» T.N