Gustavo Fernández y otra temporada histórica

Su derrota en semifinales lo dejó en las puertas de obtener los cuatro títulos de Grand Slam del año. Pero ya asoman nuevos desafíos.

El tenis adaptado es una modalidad que apareció a mediados de los años 70 cuando Brad Parks, un ex esquiador acróbata estadounidense, sufrió un accidente que lo dejó parapléjico. En su rehabilitación conoció al atleta en silla de ruedas Jeff Minnenbraker, con quien compartió una cancha de tenis, y a partir de ese encuentro, fue que comenzaron a desarrollar esta modalidad. En 1977 se disputó el primer torneo y desde ese entonces han habido continuamente torneos en distintas partes del mundo. Una disciplina que, lejos de los flashes que se llevan las grandes estrellas del deporte en cuestión, va tomando relevancia entre el público argentino.

Gustavo Fernández es el gran responsable de esto. El cordobés, actual N°1 del ranking, atraviesa un temporada de ensueño. Su derrota en semifinales del US Open frente al fracés Houdet (N°3) por 6-3, 2-5 y 5-7 lo dejó en las puertas de obtener el Grand Slam completo. Una hazaña que implica coronarse en los 4 torneos de Grand Slam que se disputan en el año (Australian Open, Roland Garros, Wimbledon y el US Open). Algo inédito en esta disciplina. Inclusive en el Circuito ATP es un derecho reservado para grandes leyendas como Rod Laver, que lo logró en 2 ocasiones (1962 y 1969), o Steffi Graf, quien en 1988 ganó los 4 títulos, además de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Seúl.

El oriundo de Río Tercero, sufrió al año y medio de vida un accidente que le imposibilitó el uso de sus piernas. Sin embargo, eso no lo desmotivó para alcanzar sus sueños. Con 4979 puntos lidera el ránking en individuales, y recientemente alcanzó su mejor posición en el de dobles (N°3), por el cual accedió a la final junto al japonés Shingo Kunieda (N°2 en sinlges) pero cayeron derrotados ante los británicos Hewett y Reid. El último de los torneos grandes viene siendo esquivo para el cordobés. Desde 2014 que no puede acceder a la cita decisiva en Flushing Meadows, cuando cayó con el nipón por 6-7 y 4-6.

Con 25 años, Gusti ha conseguido 23 títulos que se reparten de la siguiente manera: 5 Grand Slams, 8 torneos ITF 1, 3 ITF2 y 6 ITF3. A todo esto hay que sumarle su participación en los Juegos Parapanamericanos, donde acumula un total de 5 perseas doradas (3 en singles y 2 en dobles), todas de manera consecutiva.

En su participación en Lima 2019 no fue derrotado. Entre todos sus oponentes apenas pudieron ganarle 3 games en todo el torneo; misma situación que en dobles. Justamente su compatriota, Agustín Ledesma (N°15 del ranking y pareja en dobles), le ganó 2 en la final. Esto marca la superioridad de Fernández en todo el continente. Superioridad que buscará imponer en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Matías Dominguez, 2°A turno mañana.