Un control de cambios para contrarrestar la crisis

Se publicó un Decreto de Necesidad y Urgencia en el boletín oficial especificando las medidas

La situación del país aparece cada vez es más complicada, es por esto que se lanzó un Decreto de Necesidad y Urgencia, firmado por el presidente Mauricio Macri, en el cual se plantea un control de cambios y divisas. Esta medida será regulada principalmente por el Banco Central.

En vísperas de un nuevo «Superclásico» del fútbol argentino, con gran parte de la población pendiente de lo que ocurriría en dicho encuentro, se publicó en el Boletín Oficial un DNU en el cual se establecen varias medidas con el objetivo de, según el comunicado, “fortalecer el normal funcionamiento de la economía, contribuir a una administración prudente del mercado de cambios, reducir la volatilidad de las variables financieras y contener el impacto de oscilaciones de los flujos financieros sobre la economía real”.

Además explicaba lo siguiente: “Ante diversos factores que impactaron en la evolución de la economía argentina y la incertidumbre provocada en los mercados financieros, el Poder Ejecutivo Nacional se vio en la necesidad de adoptar una serie de medidas extraordinarias tendientes a asegurar el normal funcionamiento de la economía, sostener el nivel de actividad y empleo y proteger a los consumidores”.

Estas medidas afectan principalmente a las grandes cerealeras y petroleras ya que las mismas deberán pedir permiso al Banco Central para acceder al mercado de cambios, es decir, para poder comprar y transferir moneda extranjera. además todos los ingresos por exportaciones deberán ingresar al país bajo las  condiciones que el BCRA establezca. Pero estas medidas no se limitan a las empresas, también abarca a las personas físicas que ahora tendrán un tope de compra de 10.000 dólares por mes con la posibilidad de recibir un permiso en el caso de que se busque obtener más.

Sin embargo, ante la preocupación ocasionada por estas medidas, el BCRA emitió un comunicado en el que se hizo hincapié en que se mantiene la «plena libertad» para retirar dólares de las cuentas bancarias, desligando las medidas tomadas con un posible «corralito» como el de 2001. Además aseguró que estas medidas son con el fin de «mantener la estabilidad cambiaria y proteger a los ahorristas».

Por otro lado, a través de la comunicación «A» 6776, el Banco Central dio detalles de cómo deberán realizarse los pagos con tarjeta para la compra de moneda extranjera. haciendo hincapié en que se podrá realizar libremente sin límites de monto. «También están exceptuados aquellos agentes locales que recauden en el país los fondos correspondientes a servicios prestados por no residentes a residentes y las entidades por los gastos que abonen a entidades del exterior por su operatoria habitual», continuaba el comunicado emitido por la entidad.

Entre las excepciones del control de cambios señala: «la transferencia de divisas de las personas humanas desde sus cuentas locales en moneda extranjera a cuentas propias en el exterior se puede efectuar sin restricciones».

El sector bancario también sufre modificaciones con lo estipulado en el DNU. El horario de atención al cliente se extenderá hasta las 17 y además ya no habrá más feriado bancario. Esta y las demás medidas entran en vigencia a partir del 2 de septiembre y tendrán validez hasta el 31 de diciembre de 2019.

Por el momento solo queda observar cómo se desarrollan estas medidas y cuál será la eficacia de las mismas para controlar la corrida cambiaria.

Joaquín Roveda Lastra.

Si te interesa el tema:

http://revistaanfibia.com/cronica/resistiendo-con-aguante/