La Champions League que se viene ya genera discordia

A partir de 2024, la UEFA cambiará el tradicional formato de disputa de la Champions League. Se abrió el debate.

¿Por qué cambiar algo que funciona bien hace años? ¿Qué sentido tiene modificar algo tan ancestral como la Champions? Se viven tiempos convulsionados en Europa, el cambio de formato del máximo certamen internacional, generó apoyos, objeciones y abstenciones, los poderosos contra los humildes, espectáculo versus ganancias.

La UEFA Champions League como la conocemos mutará radicalmente y comenzará una nueva competición. El presidente de la Asociación de Clubes Europeos, Andrea Agnelli, y el titular de la UEFA, Ceferín, ratificaron el nuevo torneo, que entrará en vigencia en 2024.

La nueva Champions, como principal novedad contará con la redistribución de los equipos, en vez de 8 grupos de 4, pasarán a ser 4 grupos de 8; también tendrá un sistema de ascensos y descenso entre la Liga de Campeones, la Europa League, ambos con 32 equipos, y una tercera competición con 64.

La idea de esta reorganización en las fases de grupos, es garantizar para todos los equipos 14 partidos, 21 de llegar a la final. Asimismo este nuevo formato funcionará como premio y reto para sus participantes; ya que los últimos de cada zona bajarán a la Europa League, mientras que los primeros cinco mantienen su plaza, por su parte, los sextos y séptimos, jugarán repechajes con los demás grupos.

La principal polémica es el cambio en el sistema de clasificación; de los 32 equipos, 24 se clasificarían directamente de ediciones pasadas de la competencia, sin tener en cuenta su posición final en sus ligas domésticas.

¿Pero, quienes avalan esta medida y quienes la rechazan? Principalmente los equipos de la Premier League, si bien es la liga más importante, sus performances internacionales son opuestos al rendimiento local. La Bundesliga, principalmente Bayern Munich y Borussia Dortmund también se oponen a esta reforma. El fútbol de Portugal, el Young Boys y el Basilea suizos, junto con el Saint-Etienne mostraron su inconformismo.

Por su parte, los equipos más poderosos, Barcelona, Real Madrid y Juventus mostraron su apoyo a este cambio. En la Serie A, la Roma, Inter y Milan se abstuvieron. Finalmente PSG, Marsella, Ajax y Lyon aprobaron el cambio pero sin mucho entusiasmo.

Gianluca Bruzzoni Mattenet