Nuevos requisitos para sacar el registro de conducir

Cuáles son los cambios para el otorgamiento de la licencia impuestos por el Gobierno porteño

Desde el 29 de agosto de 2019 es más difícil obtener la licencia de conducir, ya que la ciudad de Buenos Aires incorporará cambios en los exámenes teóricos y prácticos. Un dato curioso y que es importante mencionar es que no se actualizaba desde el 2005, a partir de ahora los exámenes serán mucho más exigentes.

La persona que quiera sacar el registro tendrá que memorizar 1500 preguntas a diferencia de las 750 que eran anteriormente. Además al examen práctico se le sumarán dos postas más: retención de embrague en subida y control de vehículo en bajada y rotonda. Recordemos que las cuatro ya existentes son: estacionamiento, cambio de marcha y cruce de vía, marcha atrás y zig zag con conos.

En cuanto a la renovación, será solo ver un vídeo que contiene información y datos sobre la seguridad vial. La duración del mismo es de 45 minutos y consistirá en cuatro clips cortos con preguntas que la persona deberá responder bien para seguir avanzando o retroceder, en el caso de contestar incorrectamente. La idea es mejorar las herramientas de aprendizaje para que todo aquel que desee conducir, tenga conocimiento y sea consciente de las situaciones reales que suceden día a día.

Otro de los objetivos que hay que mencionar es que, a través de estos cambios, se propone poner al conductor en situación de calle. Esto quiere decir que intentarán simular acciones cotidianas como si uno estuviese adentro del auto. El gobierno porteño expresó de la siguiente manera por qué este cambio tan repentino:

“Cambiamos el examen porque queremos reducir los fallecimientos en accidentes viales. Nuestro objetivo es que la gente maneje mejor. Para esto necesitamos que la gente aprenda sobre seguridad vial y este lo mejor preparada a la hora de tomar el volante”.

El año pasado, lamentablemente alrededor de unas 147 personas perdieron la vida en accidentes viales. Una cifra que se mantiene por los últimos tres años. Hoy en día el grupo más vulnerable es el de los peatones, seguido por el de los motociclistas.

El examen teórico se va a renovar totalmente ya que antes solo se tomaba las leyes de tránsito, y ahora la gente que quiera sacar la licencia de conducir va a contar con un manual escrito con las preguntas ordenadas por orden jerárquico. La modalidad de evaluación será la misma, tendrán que responder 30 preguntas en 45 minutos.

La última actualización del otorgamiento fue en 2014, cuando se incluyeron información sobre bicisendas, ciclovías, bicicletas y la interacción de éstas con los conductores y demás actores de tránsito, pero desde 2005 no se realizaba una renovación integral del examen. En la prueba teórica también sumaron preguntas relacionadas a la conducción en la montaña o con niebla, para que la persona que está frente al volante esté preparada para manejar en cualquier condición.

La renovación de las licencias no sufrió muchos cambios. El Gobierno solo cambió el vídeo que los conductores deben ver obligatoriamente, lo que hoy en día se podía hacer por Internet. El nuevo vídeo contará con animaciones en tres dimisiones.

Con esto se buscará ser más claros para que la gente tome más conciencia sobre seguridad vial y así evitar siniestros. El examen psicofísico que abarca visión, audio, psicotécnico y médico, no sufrirá ningún cambio tanto en el otorgamiento como en la renovación.

Además de lo dicho anteriormente, hay un dato más que es importante destacar. Se colocarán dos cámaras en el auto: una en el interior y la otra afuera. De esta manera es más fácil determinar todo el proceso de conducción y los detalles de las maniobras. En el caso de las motos, la cámara estará puesta en una pechera que llevará encima la persona y así evitar que pierda el equilibrio. Es fundamental a partir de ahora agregar tecnología para esto.

En la Ciudad de Buenos Aires se emiten alrededor de 450 mil licencias por año; el 87% son renovaciones, y el 12%, otorgamientos. El 32% son mujeres y el 68% hombres. Sin embargo, estos números se fueron modificando y cada vez son más los que desaprueban a partir de estos cambios: del 12% se pasó al 20%. Mientras tanto, por el lado de las motos se pasó del 25% al 37%.

Franco Del Porto