La última barrera

El cruce de la calle Olleros vuelve a abrirse al tránsito; tras dos años, concluyen las obras de elevación de la Línea Mitre

El tramo de la calle Olleros que une la Avenida Del Libertador con el Lago de Regatas y la avenida Figueroa Alcorta había sido cerrado para iniciar las obras del viaducto Mitre en 2017. A dos años de esa fecha, la última barrera fue levantada, dejando 3,9 kilómetros de viaducto, que permitirá no solo mejorar los tiempos de viaje sino también brindar mayor seguridad al tránsito.

Fue Olleros la primera en cerrarse y la última en abrir debido a la complejidad que presentaba este particular tramo. Se debe no solo al gran caudal de tránsito que circula por la zona sino a la cercanía con la estación Lisandro de la Torre, que se encontraba pegada al paso a nivel, lo que complejizó bastante la logística.

La nueva estación de tren, que será inaugurada próximamente, está elevada a diez metros de altura sobre el mismo lugar donde estaba la anterior. En la parte superior las vías cuentan con un techo abovedado que protege a los pasajeros, mientras que en la parte inferior quedan únicamente las boleterías y los molinetes de acceso.

Milagros Pérez Pérez