El bronce juvenil que tardó una década en llegar

La selección argentina masculina Sub 19 de voleibol consiguió el tercer puesto y se llevó la medalla de bronce disputada en Túnez. Hacía 10 años que los juveniles no conseguían una medalla de bronce, desde aquel Mundial de Italia 2009.

Los dirigidos por Pablo Rico finalizaron el Mundial con 5 victorias y 3 derrotas.

Su último compromiso mundialista lo disputó ante Egipto al que lo superó en 4 sets. Los parciales fueron de 25-19, 25-19, 23-25 y 25-17, y así el conjunto argentino de menores alcanzó su séptima medalla en la historia del vóley. La última vez que Argentina había llegado a lo más lejos de un certamen internacional había sido en 2015, cuando ganó la medalla de plata donde fue organizada en Chaco-Corrientes.

Luego de haber conquistado el tercer puesto en Túnez, el opuesto argentino, Wilson Acosta, quien fue el goleador con 24 puntos dialogó con la prensa y expresó: “Estamos muy contentos porque sabemos cuánto tiempo, esfuerzo, dedicación y sacrificio pusimos para esto durante el año. Algunos no creyeron que podíamos lograr algo así”.

El próximo compromiso amistoso argentino por competencia juvenil será el 25 de septiembre ante Cuba, con escenario a definir.