Apache: La vida de Carlos Tévez

Ficha técnica:  Apache: La vida de Carlos Tévez.  Año:  2019. Duración: 8 capítulos de 45 minutos. Dirección: Adrián Caetano . Reparto:  Balthazar Murillo, Sofia Gala, Patricio Contreras, Vanesa González, Alberto Ajaka, Diego Pérez.  Disponible en Netflix.

De la mano del director Adrián Caetano, Netflix puso en pantalla Apache, la vida de Carlos Tevez, la biopic que recorre los primeros pasos futbolísticos del actual ídolo de Boca, y su dura infancia en el barrio Ejército de los Andes, mejor conocido como Fuerte Apache.

La serie comienza con el accidente que marcó la vida de Carlitos (Balthazar Murillo): con tan solo 10 meses de edad sufrió quemaduras de tercer grado. Quemaduras que por poco le cuestan la vida. De allí en adelante, pasó al cuidado de su tía Adriana (Vanesa González) -hermana de su mamá, Fabiana (Sofía Gala Castiglione)- y su esposo Segundo Tévez (Alberto Ajaka), padres adoptivos y cariñosos que teniendo como marco balas, drogas e inseguridad le dieron a Carlos un entorno familiar cálido, y lo trataron de mantener alejado de las “tentaciones” de los pasillos del fuerte.

Con el correr de los capítulos se va viendo la incidencia preponderante y fundamental de sus padres adoptivos, en la crianza, educación y formación del, en ese momento niño, Carlos Tévez. Cómo se involucraban día a día, tanto en su desempeño deportivo como también en el escolar. Y cómo fueron ellos, pilares fundamentales para que, el hoy reconocido jugador, pueda formarse y llegar a los niveles más altos del fútbol mundial.

Entre medio de todo el esfuerzo de sus padres del corazón -como en algunos momentos los llama él- podemos ver también cómo fue Carlos con su primera novia y los riesgos que corrió para poder estar con ella. Lo mismo con su gran amigo “el uruguayo” Danilo Sánchez, así lo llaman en la serie, aunque su verdadero nombre era Darío Coronel, a quien acompañó y ayudó hasta el último momento de su vida.

Seguramente quien comienza a ver la serie y va viendo todas esas vicisitudes por las que tiene que pasar día a día “Apache” esté deseoso de que llegue el momento en que pasa a jugar en Boca y comienza a cumplir su sueño. Pero también en esos momentos no es todo color de rosas, la falta de papeles debido al fallecimiento de su padre biológico, sumado al desinterés de su progenitora para ayudarlo, fueron algunos de los escollos que fue sorteando Tévez y sus padres adoptivos para poder llegar a su amado club.

Involucrado en la producción de la serie, Carlos Tévez  aparece en la introducción de cada capítulo, y con esa simpatía que lo caracteriza narra con naturalidad hechos que para la audiencia pueden resultar un tanto singulares, pero para él, nacido y criado en Fuerte Apache, eran habituales. La violencia y la desidia rodean el barrio.

Pero la serie no es sólo fútbol, el aglomerado de edificios de Ciudadela es también el gran protagonista: sus pasillos, su gente, sus carencias y esa realidad tan desconocida para muchos de nosotros es aquello que el director Adrián Caetano se propone mostrar, y lo hace muy bien. El cineasta nada como pez en el agua en este tipo de narrativa (cabe recordar su labor en series como “Tumberos” o la recientemente finalizada “El Marginal”) y retrata a la perfección  la decadente situación de ciertos sectores de la sociedad, la marginalidad y la pobreza.

Apache… es una serie atrapante y dinámica. Triste en muchos momentos, como en el que su madre decide abandonarlo y no levanta la vista cuando lo cruza en la calle; o cuando su mejor amigo no logra cumplir su sueño de ser jugador de fútbol producto de la falta de un entorno familiar que lo acompañe. Y es esperanzadora, por qué no, ya que nos enseña que la pobreza no es sólo material y la familia es el sostén de cualquier situación.  Para ver, para pensar, y para conocer la historia de uno de los mejores jugadores de fútbol que nos dio la historia reciente.

Pablo Frontini
2° «B»
T.N.