Mick Schumacher, en el nombre del padre

El joven piloto de 20 años, hijo del multicampeón de la Fórmula 1, avanza en el automovilismo y consiguió su primera victoria en Fórmula 2.

El domingo se disputó la Formula 1 tras un mes de descanso. Fue en el GP de Bélgica, con triunfo del piloto de Ferrari Charles Leclerc y en un circuito que tiene como máximo ganador a la leyenda alemana Michael Schumacher. Con 6 victorias allí, el Gran Premio de Bélgica es el lugar donde comenzó su grandísima historia. Pero en los últimos días sucedió un importante hecho para la familia Schumacher; Mick, su hijo, consiguió su primera victoria en Formula 2.

Mick es el único hijo del siete veces campeón Michael Schumacher. Nació el 22 de marzo de 1999 en Suiza, lugar donde residía la familia. Comenzó desde muy pequeño a experimentar con el automovilismo y con tan solo 10 años ya obtendría su primer logro en karting en la categoría alemana Kerpener Kartchallenge. Bajo el apodo de Mick Betsch, para no llamar la atención por su padre.

En 2015 comenzó con el monoplaza, junto con la escudería Perma y en la ADAC F4. En la temporada 2016 conseguiría el segundo puesto y la oportunidad de competir oficialmente en Formula 4. En ese campeonato fue subcampeón por detrás del argentino Marcos Siebert. Buenos resultados hacían que cada año ascendiera de categoría rápidamente y en el año 2018 llegaría su primer gran título: se coronaba como campeón europeo de Fórmula 3 de la FIA.

Este resultado le abrió las puertas a Ferrari como piloto de prueba y el asegurado lugar en Formula 2. El joven alemán consiguió su primera victoria el pasado 4 de agosto y  se ubica en la 11° posición a 151 puntos del primero.

Más allá de resultados, las sensaciones son positivas. Es un joven piloto con mucho futuro y gran evolución. En 4 años llegó a estar a un paso de la Formula 1 y se consolidó en todas las categorías. Desde Prema saben que es temprano para hablar aunque la primera victoria genera ilusión. «Es un paso importante para su temporada. Creo que podría ser un punto de inflexión, así que sigamos presionando como siempre lo hemos hecho, mejorando y aprendiendo. Ha sido una primera mitad de la temporada bastante difícil”, declaró el vocero de la escudería al portal americano Motorsport.com.

El GP de Bélgica de la Fórmula 1 es una carrera importante para su padre. Es el máximo ganador del circuito y fue allí donde consiguió su primera victoria, fue el comienzo de una leyenda. Mick tuvo la oportunidad de homenajear a su padre en el asfalto belga en 2017 con una vuelta de apertura, manejando por primera vez un monoplaza de Fórmula 1 arriba del Benetton B194 de Michael.

A pesar de que el peso de su apellido es muy grande, busca hacer su propia historia y homenajear a su padre que lucha por su vida desde 2013. El legado Schumacher tiene futuro.

Agustín Maipach 2°A TM