Romper el karma del US Open, la nueva meta de Roger Federer

El suizo lleva 11 años sin poder consagrarse en el cemento de Nueva York. No es favorito pero afronta uno de los últimos grandes desafíos de su impresionante carrera.

Roger Federer accedió a la tercera ronda del US Open tras vencer al bosnio Damir Džumhur en cuatro sets (3-6, 6-2, 6-3 y 6-4). Venía de un primer encuentro con algunos sobresaltos pero con victoria al fin frente al indio Sumit Nagal: no pudo demostrar todo su juego y perdió el primer set aunque reaccionó a tiempo y pudo llevarse el partido. Así sigue en camino rumbo a su objetivo central: romper el karma y levantar el trofeo en el cemento neoyorquino.

La dura derrota frente a Novak Djokovic tras tener un doble match point en la final de Wimbledon dejó a Roger fuera del torneo de Montreal para recuperarse. De igual manera reapareció la semana pasada en Cincinnati pero no pudo pasar los octavos de final tras caer con Andrey Rublev, un ruso que le jugó de igual a igual. Tras este traspié decidió llegar con anticipación a Estados Unidos y rápidamente comenzó su preparación para llegar de la mejor manera al torneo.

Once años pasaron de la última copa que pudo levantar Federer en el Abierto de los Estados Unidos disputando en ese momento una gran final contra Andy Murray. Pero un año después y buscando su sexta copa de manera consecutiva se enfrentó a Juan Martin Del Potro, quién en base a un partido con un nivel espectacular consiguió la victoria.

En la última década Roger llegó a una sola final y fue en 2015 frente al serbio Novak Djokovic y perdió en cuatro sets.

El sorteo lo favoreció y recién en los cuartos de final se podría enfrentar con un top ten. Kei Nishikori sería el supuesto rival del suizo recién en la quinta ronda del torneo. Pero ya en las semifinales tendría que enfrentar al número uno del mundo y llegar a la final para enfrentarse con Rafael Nadal. El problema está aquí y es que el suizo nunca pudo ganarle tanto a Djokovic como a Nadal consecutivamente para ganar un trofeo.

Quizás no sea el mejor momento del suizo para poder llevarse el último Grand Slam del año, pero la gran cuenta pendiente de uno de los mejores tenistas de la historia es ganar este año el US Open y aunque no sea el mayor candidato buscará demostrar todo su nivel y experiencia para volver a festejar en los Estados Unidos.

Franco Duarte 2 «A» T.M.