Algo para recordar: a 15 años de un logro histórico del fútbol

Aquel 28 de Agosto del 2004 no  fue un día cualquiera para el deporte nacional, sino que significó un renacer en los primeros planos del deporte internacional. Ese sábado 28 el seleccionado argentino de fútbol logró la tan ansiada medalla dorada en un Juego Olímpico, y no fue en cualquier lugar, sino en Atenas, la cuna del deporte moderno.

Esa mañana de sábado se logró terminar con una agónica sequía en el medallero nacional. Fueron 52 años los que pasaron desde la obtención de la última medalla dorada conseguida aquel 23 de Julio de 1952 por los remeros Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero en los Juegos Olímpicos de Helsinki.

El seleccionado Argentino comenzó aquel camino en el grupo C acompañado por Serbia y Montenegro, Túnez y Australia. El primer partido fue ante el conjunto Europeo en donde logró un contundente 6 a 0 con dos goles de Carlos Tévez, uno de César Delgado, y otros de Cristian “Kily” González, Gabriel Heinze y Mauro Rosales. El segundo encuentro fue contra el conjunto Africano, en el cual no tuvo mayores inconvenientes y consiguió imponerse por 2 tantos contra 0, ese día los goles los marcaron Carlos Tévez y Javier Saviola. El último partido de esta fase de grupos fue contra Australia, en el cual el seleccionado nacional logró imponerse por 1 a 0 con el gol de Andres D´Alessandro. De esta forma Argentina terminaba como líder de su grupo, con tres victorias y sin recibir goles.

En los cuartos de final, el seleccionado nacional se cruzó con Costa Rica, aquel encuentro había sido algo peleado hasta que llegó el tanto de César Delgado; luego de ese tanto llegaron los tres goles de Carlos Tévez para sellar el categórico 4 a 0 ante los Ticos. Unos días más tarde, más precisamente el 24 de agosto de 2004 se disputó la semifinal, en esta ocasión el rival de turno fue Italia, con la presencia de Andrea Pirlo y Giuseppe Sculli entre otras figuras de aquel equipo Tano; el conjunto Albiceleste supo cómo jugar al partido y logró un contundente 3 a 0, ese día los tantos fueron de Carlos Tévez, Luis Omar González y Mariano González. Argentina pasó a la final y esperaba saber cuál sería su rival, en la otra semifinal Paraguay se medía ante Irak donde finalmente los hermanos sudamericanos se impusieron por 3 tantos a 1 y lograron el pase al cotejo final.

Aquel sábado 28 de agosto tendría lugar la tan ansiada final, en la cual se medían por primera vez dos equipos sudamericanos luego de la abolición del veto a los profesionales; Argentina y Paraguay se dispusieron a batallar por la obtención del Oro. Eran las 10 de la mañana en Atenas, las 4 de la madrugada en Argentina, cuando se dio inicio a la gran final, en donde Argentina logró imponerse 1 a 0 con el tanto del goleador del torneo Carlos Tévez; de esta manera la selección nacional logró conquistar el único logro que le faltaba, ganar la medalla dorada en un Juego Olímpico, hay que recordar que la selección nacional había perdido la final ante Nigeria en los Juegos Olímpicos de Atalanta 1996.

De esta manera el seleccionado nacional terminaba su participación en los juegos Olímpicos con 6 victorias, 17 goles a favor y ninguno en contra, en lo que sería la mejor actuación del seleccionado nacional en dicha competencia, además de terminar con la sequía Argentina de 52 años sin conseguir ganar una medalla dorada en un Juego Olímpico.

Lucio Frau Nayar, 2°B.