Ya se detuvo a 174 prófugos gracias al nuevo sistema de reconocimiento facial

El nuevo modelo de monitoreo se puso en funcionamiento hace sólo tres meses; en el país hay 46 mil prófugos que son buscados intensamente para ponerlos a disposición de la justicia. Las sofisticadas cámaras ya funcionan también en las estaciones de trenes

Modelo de funcionamiento del novedoso Softwere. (Foto: Télam).

El 24 de abril se puso en marcha en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un nuevo sistema para combatir el crimen, el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos (SRFP), el cual funciona en simultaneo con el de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (CONARC), que nació con el objetivo de colaborar con la Justicia Argentina para lograr atrapar a los 46 mil prófugos judiciales a nivel nacional.

Hasta el momento, este sistema tiene funcionamiento solamente en el ámbito de la C.A.B.A. En la ciudad se centra la mayor cantidad de prófugos a nivel nacional, por lo que el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, presentaron este nuevo proyecto con la intención de mejorar la seguridad que tanto preocupa a los ciudadanos, comunicando cuáles fueron los resultados de este novedoso sistema tecnológico en los tres meses de su funcionamiento. Se identificó y se puso a disposición de la Justicia a 1.043 personas; 174 de ellas quedaron detenidas por delitos graves, siendo los casos más importantes el de 9 acusados de homicidio, 8 por delitos sexuales, 9 por causas vinculadas a drogas y 45 por robos y hurtos.

Desde el primer día trabajan 7 mil cámaras de seguridad con un software que rota en 300 cámaras durante las 24 horas y detecta de manera automática la presencia de algún prófugo. Cecilia Amigo, jefa de gabinete de la Secretaría de Administración de Seguridad explicó: «Detecta rostros de perfil, con gorra, capucha y semicubiertos. En todas las pruebas que hicimos fuimos cambiando la fisonomía (la barba, por ejemplo) de la persona.Todo cambio fuera de los rasgos faciales los detecta absolutamente. Las pruebas fueron 100% eficientes». Y agregó: «Es uno de los mejores reconocimientos faciales de prófugos del mundo, en los máximos estándares internacionales».

El software costó $2.300.000 y tendrá validez por 17 meses. El reconocimiento facial funciona en forma rotativa en 300 de las casi 8.500 cámaras de la Ciudad de Buenos Aires. El servicio funciona desde el jueves 12 de julio en la terminal de Retiro del Ferrocarril Mitre. Luego se irá sumando al resto de las líneas. El trabajo se realizará de manera conjunta entre la Policía de la Ciudad y la Policía Federal Argentina. La inauguración contó con la presencia de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el vicejefe de gobierno de la Ciudad, Diego Santilli. Asimismo, también participaron el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, el secretario de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, la secretaria de Administración de Seguridad y Emergencias, Genoveva Ferrero, y el Jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, como principales funcionarios.

Nicolás Mazzola