Cómo cerró el «affaire político» entre Massa, Galmarini y el intendente Zamora

La novela de Tigre llegó a su final: Julio Zamora va por su reelección y Malena Galmarini de Massa, a diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Malena Galmarini, Sergio Massa, Julio Zamora. Fuente: Página 12

En el contexto del cierre de las listas por parte de la Justicia Electoral, que tendrá la previa a las PASO en agosto, se desenlazó el «culebrón» político más picante de todo el cierre electoral.

La intendencia de Tigre estuvo peleada, hubieron advertencias en medios, asuntos personales involucrados, candidatos con apellido compartido y un final tranquilo y pacífico.

Sergio Massa, que lidera la corriente política Frente Renovador, desde hace 23 años comparte vínculos políticos con su esposa, Malena Galmarini. Junto a ella tuvieron fuertes cruces políticos en el pasado con Julio Zamora, actual intendente de Tigre.

Se presumía una competencia Massa-Galmarini por lista K y Zamora en un partido vecinal, pero se cerró la opción de ir por separado luego de que en medio de diálogos compartidos se llegara a la conclusión de una alianza mutua. Las reuniones previas entre Massa y Zamora se venían dando en la Torre de las Naciones, en donde el político del Frente Renovador tiene su estudio jurídico.

Hubo quorum y se determinó que por no cederle el distrito a Cambiemos con la postulación del actor Segundo Cernadas. Zamora irá por su reelección y Galmarini alcanzará una banca de diputada provincial.

En contexto histórico:

En 2003 Massa se preparó en marco del PJ para vencer a Ricardo Ubieto, contador público y para ese entonces gobernador del Partido de Tigre, entre 1979 y 1983 -en plena dictudura militar- y que repitió mandato, democráticamente, de 1987 a 2006, tras fundar el partido vecinalista Acción Comunal. El vecinalismo del contador fue demoledor, y terminó derrotando por 80% a 20%. Massa se paró arriba de una mesa y declaró: “Julio Zamora va a ser intendente de Tigre”,en reconocimiento a la fidelidad de su socio, quien encontró refugio en el Ministerio de Trabajo bajo mandato de ex presidente Néstor Kirchner.

Pasó el tiempo y Massa siguió avanzando en distintos ámbitos de poder. Incluso llegó a presidir el Club Atlético Tigre.

En 2008 reemplazó a Alberto Fernández en la Jefatura de Gabinete de Cristina Kirchner y el abogado Zamora asumió la gestión municipal. En 2009, para elecciones parlamentarias, Malena Galmarini encabezó la lista de concejales, donde arrasó. Debido a aquello se generó una histórica pelea Massa-Kirchner. Ese año se conformó la lista “testimonial” de diputados, donde compitieron Kirchner, Daniel Scioli, Nacha Guevara y Sergio Massa. Kirchner vio la diferencia entre los votos a concejales y la lista de diputados y estalló contra Massa. Floreció allí la enemistad.

En 2011, Cristina reeligió y Massa también en Tigre. En 2013, con el Frente Renovador constituido, Massa se fue como diputado nacional y lo reemplazó en el municipio, Zamora. En 2015, el delegado político es elegido por primera vez intendente, otra vez con Malena compitiendo en la tira para concejal. En 2017, Zamora recurrió a postular a su mujer, Gisela Zamora, como concejala.

Este año comenzó con los vaivenes de Massa, entre Alternativa Federal y la lista K. A todo, esto Zamora apresuró y obtuvo su foto con Alberto Fernández -actual candidato a presidencia junto a Cristina Fernandez de Kirchner por la viceprecidencia- forjando un vínculo con Eduardo “Wado” De Pedro, hombre de estrecha confianza de Cristina y Máximo Kirchner. Con esto se detonó la relación de Massa y Zamora, envuelta en todo el culebrón de traición y peleas por cargos y poder.

El 22 de junio, al borde del cierre de las listas, se resolvió todo. En la previa, Zamora, anotó su partido, “Agrupación Unidos por Tigre”, y recibió la noticia de que habían anotado a un candidato para forzarlo a una PASO en su propio partido vecinal, también apellidado Zamora y que había sido funcionario municipal en Tigre. Claro mensaje subliminal massista.

Finalmente, los dos mantuvieron nuevas conversaciones y todo concluyó en la conversación entre Malena y Julio Zamora. El acuerdo se cerró con la lista de concejales con mucho protagonismo de «malenistas». Micaela Ferraro MedinaRodrigo Molinos, Mayra Mariani y Fernando Mantelli son algunos de los nombres postulados.

Zamora se convirtió en el único intendente peronista que «se plantó» frente a Wado de Pedro, Alberto Fernandez y Sergio Massa. Asimismo, aunque tenga oportunidad de ganar, una tercera chance de candidatura consecutiva no será posible para Zamora debido a la nueva legislación bonaerense dispuesta.