Sánchez Moccia: «Nunca me sentí ni cerca del juego de Lucha Aymar»

Fuente: CAH.

Rocío Sánchez Moccia, ex jugadora de Las Leonas, con tan solo cuatro años comenzó a practicar el deporte y no paró nunca más. En el año 2011 debutó en la selección mayor y fue partícipe de una de las mejores etapas del grupo en cuanto a nivel de juego y títulos. La delantera del Liceo Naval, quien en varias ocasiones fue comparada con la mismísima Luciana Aymar, hizo memoria en diálogo con Pirámide Invertida de sus momentos más destacados en la selección, su relación con el Chapa Retegui y su distanciamiento del equipo. 

-¿Cuál fue el momento más importante de tu carrera? 

-Sin duda alguna el momento más emocionante de mi carrera fue mi primer Juego Olímpico (Londres 2012) y el hecho de haber jugado la final de esa competencia. Durante ese momento me sentí feliz y realizada. Tanto sacrificio, tantas horas de entrenamiento y  viajes, que cuando llegas a la final  sentís que todo eso que hiciste valió la pena y dio resultado. A pesar de que no pudimos ganar contra Holanda, fue una experiencia única e inigualable.

-Muchas veces se hicieron comparaciones de tu juego con el de Luciana Aymar y muchos te proclamaron como su sucesora. ¿Qué pensabas en aquel momento? 

– Nunca lo vi así , Lucha es única y desde mi punto de vista cada jugadora lo es. Siempre estuve agradecida por semejante elogio, pero nunca me sentí ni cerca del juego de ella. Es mi ídola en el hockey  y uno siempre aspira a ser como ella, pero es imposible, jaja. Verla jugar y poder compartir la cancha con semejante jugadora era hermoso, hacía el juego mas fácil y lindo. Varias veces me pasó que durante el partido me olvidaba que estábamos jugando y me quedaba mirando lo que ella hacía. Como compañera era súper divertida, pero a la vez muy profesional.

-El año pasado, en el Mundial de Londres quedaron séptimas luego de perder por shoot outs con Australia y no consiguieron los resultados que ustedes esperaban, pero tan solo unos meses después lograron  el tercer puesto en el Champions Trophy. ¿Qué balance podés hacer del rendimiento del seleccionado? 

-Fue un año raro, de cambios y de mucho entrenamiento. Fuimos muy ilusionadas al Mundial y creo que fue injusto el resultado con el que que nos volvimos. Así y todo terminamos ganando una medalla de bronce a fin de año en el Champions Trophy, que no es poca cosa. En cada torneo que jugué en la selección siempre fue importante estar en podio.

– ¿A qué se debe tu alejamiento de Las Leonas ?

– La verdad es que me sentía cansada mentalmente, no podía darle tiempo a cosas extras, ni podia entrenarme con el compromiso que requería la selección. Tenía que poner mi cabeza en blanco, pensar un poco  y organizar nuevamente mis prioridades.

-Vos ya estuviste en un período dirigido por el Chapa Carlos Retegui, ¿cómo fue tu experiencia con él?

-Mi experiencia con él fue buena, ganamos muchas medallas, y estuvimos casi siempre arriba del podio. Es verdad que él es muy exigente en todo momento,  pero es justamente eso lo que lleva a sus equipos a estar siempre al cien por ciento.

-En un futuro cercano, ¿te gustaría volver a vestir la camiseta argentina?

– Tengo mis sentimientos encontrados, nunca le diría que no a formar parte del equipo que me dio grandes alegrías, pero a la vez hoy puedo hacer cosas que cuando estaba en el seleccionado no podía hacer. Ahora estoy más tranquila, tengo la posibilidad de manejar mis tiempos y eso me gusta.

Pilar Misenti Nolazco, 2° A, turno tarde