La esperanza del cannabis para uso medicinal

Si bien se avanzó en la legalización todavía es un problema para quienes necesitan conseguirla con frecuencia

Una de las marchas pidiendo por la Ley del uso medicinal del Cannabis

En marzo de 2017, el Senado argentino aprobó y convirtió en ley el proyecto que permite el uso medicinal del cannabis pero aún queda mucho camino por recorrer ya que la misma no avala el cultivo particular, que sigue siendo castigado con prisión de hasta quince años si se trata de muchas plantas o hasta dos si la justicia considera que es para uso personal.

Fue un avance, claro, pero no es tan sencillo acceder al aceite de cannabis. En muchos casos se consigue de manera ilegal o se debe traer del exterior, un gasto al que no todas las familias pueden acceder. Además, la ley prevé que la investigación y producción con fines medicinales se restrinja sólo a pacientes con epilepsia refractaria, aunque los derivados de la planta se usen para quienes fueron diagnosticados con cáncer, dolores crónicos, artrosis, artritis, epilepsia o autismo, entre otras patologías. Es decir, son varios los vacíos que tiene la disposición que, además, no se cumple pese a estar reglamentada.

Beneficios del uso del cannabis con fines medicinales

Son varias las agrupaciones que trabajan para poner en evidencia los beneficios de la planta de marihuana, y difunden información responsable para las miles de personas que no encuentran respuesta del Estado. “Mamá cultiva” (www.mamacultivaargentina.org) y CAMEDA (www.cannabismedicinal.com.ar ) son algunas de ellas, y en sus sitios se pueden desentrañar muchas de las dudas que inundan a las familias con pacientes que padecen algunas de las enfermedades antes mencionadas, recabar información, y solicitar acompañamiento.

Para destacar, desde el año 1999 el primer sábado de mayo en varias ciudades del mundo se desarrolla la Marcha Mundial de la Marihuana en busca de que se apruebe esta ley, que además serviría para contrarrestar al narcotráfico, según los impulsores de esta manifestación.  

Germán Vitello