Mundo Delpo: nueva fractura de rótula, operación y futuro incierto

Otra lesión, que significa su quinto paso por un quirófano, pone en jaque la carrera del mejor jugador argentino de los últimos tiempos

La pesadilla de las lesiones parece no tener un punto final para Juan Martín del Potro. Es una película que lamentablemente sigue sumando capítulos negativos en su carrera. Por si las cuatro operaciones de muñeca (tres en la derecha y una en la izquierda) que atravesó en el pasado eran pocas, ahora se le agrega una nueva; esta vez, en la rótula de la rodilla derecha.

Este sábado fue operado por los doctores Jaume Villaró y Ángel Luis Cotorro (médico que venía siguiéndolo en su rehabilitación previa) en la clínica Creu, en Barcelona. «En dicha cirugía se ha procedido a la exéresis del fragmento», se explicó en un comunicado de su jefe de prensa, Jorge Viale, vía redes sociales.

La lesión se le produjo la semana pasada, en un partido correspondiente a la primera ronda del ATP 500 de Queen’s, frente al canadiense Denis Shapovalov, a quien, curiosamente, terminaría derrotando. Cuando se imponía 7-5 y 4-3(40-15), Del Potro subió a la red y se patinó en el césped, generando un movimiento en falso con su pierna derecha, que le significaría la ruptura definitiva en una rodilla que lo tenía a maltraer desde hace varios meses.

Lo cierto es que, más allá de lo desafortunado de la acción en sí misma, no se trató de ninguna sorpresa. Porque desde octubre del 2018, cuando sufrió la misma fractura de rótula (sin desplazamiento), nunca pudo sentirse al ciento por ciento físicamente. Tras aquella circunstancia, Delpo, junto a su cuerpo médico del momento, encabezado por Jorge Batista, médico de Boca, determinaron realizar un proceso de rehabilitación conservador sin necesidad de someterse a una operación. En febrero de este año, en Delray Beach, hizo su regreso a las pistas. Volvió a sentir molestias e incluso se agudizó la lesión, padeciendo un leve desplazamiento. Aquí se volvió a barajar la posibilidad de ingresar definitivamente al quirófano, pero el tandilense se negó y recurrió a Cotorro, el doctor de Rafael Nadal, para que le dictaminara una nueva terapia regenerativa.

La situación parecía encarrilarse, una vez que regresó al circuito en la gira de polvo de ladrillo, en el Masters de Madrid. Para sorpresa de todos, rápidamente encontró un buen nivel, principalmente en Roma y en Roland Garros, donde alcanzó los octavos de final. Pero finalmente, en el torneo previo a Wimbledon, otra vez el destino le jugó una mala pasada. Los resultados de haber pospuesto una cirugía que parecía inevitable, están a la vista: no hubo solución y reincidió.

La realidad indica que lo sucedido ya no podrá modificarse, y, por lo tanto, deberá cambiar de página y abocar todas sus energías a una nueva rehabilitación. Lo positivo en ese aspecto es que, este lunes recibió el alta médica, e incluso, se lo vio retirarse de la clínica por sus propios medios, ayudado por muletas y con una férula. El propio jugador fue el encargado de visibilizar ese momento con un video en un sus redes oficiales.

 

https://twitter.com/delpotrojuan/status/1143141923114369024

 

Tras algunos días de reposo y descanso, La Torre de Tandil comenzará un nuevo y largo proceso de recuperación, que será trascendental para tomar una decisión sobre su futuro como tenista profesional. Desde su entorno no se aventuraron a establecer plazos, pero los profesionales estiman que el total de la rehabilitación le demandará, al menos, seis meses.

«Si el otro día fue mi último partido de tenis o no, hoy no lo sé», dijo Del Potro, días atrás en un video en el que confirmaba su lesión y la consecuente operación. Inevitablemente, y sobre todo partiendo de las declaraciones inciertas sobre su continuidad o no en el tenis, los fantasmas del retiro, que alguna vez amagó a concretarse en 2015, luego de su última operación en la muñeca derecha, vuelven a sobrevolar.

Autor: Marcos Carena