El día en que Argentina se quedó a oscuras

El último 16 de junio una falla eléctrica dejó sin suministro a gran parte de la población y hasta afectó a algunos países limítrofes

Como el 9 de julio de 2007 fue recordado como «el día que nevó en Buenos Aires», el 16 de junio de 2019 quedará marcado como la fecha en el que un apagón masivo azotó a gran parte de la república Argentina. El hecho se registró a las 7.07 y afectó también varias zonas de Brasil, Chile y Uruguay.

El servicio se fue restableciendo paulatinamente en la mayor parte de las zonas afectadas, aunque algunos usuarios estuvieron sin servicio durante varios días. La única provincia que no se vio afectada por la falla eléctrica fue Tierra del Fuego, ya que es la única autónoma del suministro energético del resto del país, es decir, que sus ciudades se autoabastecen de energía.

Ese mismo domingo, cerca de las 15, Gustavo Lopetegui, secretario de Energía, brindó una conferencia de prensa explicando los motivos del corte de suministro. Para ese momento ya se había reestablecido el 57% de los servicios. «Lo que sabemos a este momento –continuó- es que a las 7.07 se produjo una falla en el Sistema de Transporte del Litoral, fallas que ocurren con asiduidad tanto en el sistema argentino como en cualquier otro, no es algo anormal. Lo que sí es anormal o extraordinario y que no puede suceder es la cadena de acontecimientos posteriores que causaron la desconexión total», afirmó.

«No descartamos ninguna hipótesis por el momento», sentenció Lopetegui refiriéndose a la versión de un posible ciberataque o sabotaje. Aunque destacó que esa opción «no se encuentra entre las prioritarias». En lo que tiene que ver con la falla sufrida por los países limítrofes, Carlos García Pereira, director general de Transener declaró: «Ambos países se encuentran interconectados a través de la Represa Hidroeléctrica de Salto Grande, lo cuál generó una falla en Montevideo y en 18 departamentos del interior». Mauricio Macri, se refirió a través de su cuenta de Twitter en la que calificó al fenómeno como una «situación inédita que será investigada a fondo».

Otro de los eventos que se vio afectado fueron las elecciones que se celebraban en las provincias de San Luis, Formosa y Santa Fé. Más allá de que no hubo necesidad de aplazar los comicios a otro día, en varias localidades se atrasaron hasta dos horas el inicio del sufragio. Vale aclarar, que en Tierra del Fuego, también hubo votaciones, pero lograron realizarse sin ningún inconveniente por los motivos antes mencionados. Finalmente, el conteo de votos, se realizó con grupos electrógenos.

Muchos padres vieron su día apañado por esta noticia. Quienes tenían planes para ir a comer algún restaurante se encontraron con la noticia que el lugar no podía abrir sus puertas ya que la falla eléctrica echó a perder gran parte de la mercadería. Uno de los casos más resonantes fue el de Jorge Dutra, dueño de El Imparcial. «Tenía 270 reservas entre los dos locales. No conseguía comunicarme con nadie. La luz vino al mediodía en uno de los locales y cerca de las 15 en el otro. Hubo algunas familias que vinieron y les hicimos lugar en el local que tenía luz, pero fueron casos muy puntuales. Se había perdido el día completo. Nos perdimos ingresos por 200.000 pesos», contó indignado por la situación a Página 12.

Y como si esto fuera poco, Dutra comentó que debió ser hospitalizado en el Anchorena por el disgusto que le generó la situación.

A casi una semana del corte, todavía no hay una explicación oficial de qué fue lo que pasó. En algunos medios circuló la información que las fuertes tormentas que azotaron a gran parte del país aquella semana causó fallas en los puntos eléctricos que supervisan y distribuyen la energía. Mientras tanto, varios personajes del ámbito político aprovecharon la situación para boicotear al oficialismo, cuando la época de elecciones está cada vez más cerca.

Lo cierto es que lo acontecido el 16 de junio de 2019 será recordado como el día en que «Argentina se quedó a oscuras», y por el momento, lo único que hay son interrogantes.

Diego Martín López