Tyson Fury, un personaje más allá de sus puños de acero

El británico volvió a los cuadriláteros y derrotó al alemán Tom Schwarz por nocaut técnico en el segundo round en el MGM Arena en Las Vegas

Tyson Fury dominó el combate a su estilo y se llevó la victoria muy temprano. Derrotó al alemán Tom Schwarz por nocaut técnico en el segundo round en el MGM Arena en Las Vegas sin contratiempos. Como es sabido, es un boxeador con una personalidad un poco extraña y, fiel a su estilo, ingresó al ring vestido como Apollo Creed en la película Rocky IV y con la canción “Living in América” de James Brown. Al finalizar la pelea, mostró sus dotes como cantante dedicándole una canción de Aerosmith a Paris, su esposa. “La idea de esta noche era divertirme”, declaró después del pleito.

Este fue su primer combate en el año y el cuarto desde su vuelta, luego de la complicada historia que vivió en 2015 y lo tuvo 3 temporadas alejado de los rings. Dicho año, “Gipsy King” (rey gitano) venció por decisión unánime a Wladimir Klitschko y conquistó los títulos peso pesado de las organizaciones AMB, OMB, FIB y OIB. En 2016, el ruso pidió la revancha, pero Fury dio positivo 2 veces en el control antidoping; la sustancia detectada fue cocaína. Debido a eso, tuvo que renunciar a sus títulos. «Bebo como un cerdo y consumo cocaína para quitarme todos los demonios de encima. Estoy harto de la vida. Espero que alguien me mate antes de que yo mismo lo haga», expresó, luego de un tiempo. Tras la conquista de los cinturones, el británico entró en depresión con tendencias suicidas por el alcohol y las drogas.

Sin embargo, en 2018, gracias a la ayuda de su familia y amigos terminó su rehabilitación y pudo volver a boxear. Luego de ganar dos combates, tuvo la posibilidad de retar a Wilder por el título intercontinental pesado del CMB. Esa pelea, llevada a cabo el 1/12/18, fue especial; la previa fue muy caliente debido a la personalidad de ambos púgiles y, finalmente, terminó en un empate que fue muy cuestionado. Tras vencer a Schwarz, pidió la revancha contra Wilder, que se estipula que será a principios de 2020.

Adriel Sanchez, 2ºB, Turno Tarde