Los últimos días en el seleccionado de Sebastián Simonet

Si uno habla del handball y de «Los gladiadores», el apellido Simonet surge espontáneamente. Y el mayor de la dinastía, Sebastián, está llegando al final de su fantástica carrera a sus 33 años. Ya se retiró a nivel clubes, y tan solo va a disputar los Juegos Panamericanos de Lima con la selección argentina con la ilusión de lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y allí ponerle el broche final y retirarse definitivamente.

Su vasta trayectoria comenzó en el año 2004, con tan solo 18 años, en la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester. Un año después, su buen nivel en el handball nacional, lo llevó a la primera división de España, más precisamente al club Juventud Deportiva Arrate (este equipo desapareció en 2011), donde duró un año también y allí se mudó hacia Alicante para jugar en el Torrevieja.

Justamente en este equipo, tuvo uno de los placeres más grande como deportista, que fue compartir el plantel 2 años con su hermano Diego. Allí tuvo una gran regularidad y se mantuvo hasta el 2011 al igual que el “Chino”, quienes se fueron en el mismo año.

Después de esa experiencia, los hermanos decidieron seguir unidos y se fueron al US Ivry Handball que es un equipo que milita en la primera división de Francia, la cual es probablemente la mejor liga del mundo. Allí demostró su mejor nivel en cuanto a clubes y logró llegar a la final de la Copa de Francia 2011/2012 donde cayeron derrotados contra el Montpellier. Diego se fue en el 2013 pero Sebastián jugó 5 años en este conjunto y se fue recién en 2016.

Después de su experiencia por el país galo, decidió volver a España, al Ademar León. Allí compartió el plantel con dos históricos de la selección, el pivot Gonzalo Carou y el lateral derecho Federico Vieyra.  Pero a principios de 2019 su cabeza no aguantó más y puso punto final a su carrera a nivel clubes. Una de las cosas que más lo agotó fue el viajar tan seguido y a todos lados y el poco descanso que tenía.

Pero sin dudas que si uno nombra a Sebastián Simonet lo asocia con la Selección Argentina. El logro más destacado fue esa tan recordada medalla de oro en 2011 en Guadalajara, México, frente al eterno rival, Brasil, en los Panamericanos. Luego disputó el Mundial de Suecia de ese mismo año, donde también lograron una clasificación histórica ganándole al organizador del evento que era Suecia. También estuvo en otros Mundiales: España 2013, Qatar 2015, Francia 2017 y el último que fue en este año que se disputó en Alemania y Dinamarca.

En su palmarés, también se destaca la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

De todas formas, el histórico central de la selección, va a jugar a partir del 6 de julio, un torneo nacional de clubes para Alta Gracia, en Córdoba. Allí justamente se va a desarrollar esta competencia que será un cuadrangular y le servirá de alguna manera como para ir despidiéndose de la gente  y para prepararse para los Panamericanos de Lima.

Martín Olivera 2°A, turno tarde.