Giorgio Carrara: “El objetivo máximo es llegar a la Fórmula 1”

A los 18 años, el piloto argentino se encuentra disputando la Fórmula 4 de Italia y sueña con competir en la máxima cita

Como todo piloto de carreras, la trayectoria comienza a formarse desde abajo y con paciencia. Giorgio Carrara, chaqueño de 18 años, no es la excepción. Fue multicampeón de karting a nivel nacional (compitió en esta modalidad desde 2007 a 2016) y hace tres años le llegó la gran oportunidad de emigrar a Europa, para disputar la Fórmula 4 italiana. Los primeros años fueron difíciles (culminó 14º y 7º en los campeonatos de 2017 y 2018, respectivamente) pero hoy, ya con tres años de experiencia, sus objetivos son otros: la obtención del campeonato y su crecimiento en el circuito.

-¿Cómo y cuándo surgió el interés por los autos?

-Yo era muy chico, mi papá corría en un zonal chico en Chaco. Cuando cumplí cinco años, me llevó por primera vez a un kartódromo, a probar en el karting de un amigo. La primera vez tenía un poco de miedo, no quería saber mucho del tema; pero a las dos semanas le pedí a mi viejo para ir de nuevo a girar en el karting. Ahí es cuando empecé, en esa prueba que hice me gustó mucho andar y ya a partir del año siguiente empecé a  competir.

– ¿Cómo surgió la posibilidad de irte a correr a Europa?

-Al salir campeón en los torneos de Chaco, surgió la posibilidad de competir en un campeonato argentino, una fecha en Santiago del Estero. Anduve muy bien, terminé sexto en la carrera. Me vio un equipo de Buenos Aires, el equipo de DS Racing Kart. Justamente ellos estaban importando en ese mismo año, en el 2009, unos chasis italianos a Lenzokart. Entonces, desde DS Racing me dijeron para ir a probar en una carrera a fin de año, en verano. Hice las pruebas y la carrera la gané bajo la lluvia. A partir de ahí, empecé a correr con estos chasis italianos y, al tener muy buenos resultados a nivel nacional, el propio dueño de Lenzokart se puso en contacto con nosotros y nos invitó a correr una carrera en el campeonato World Serie Kart en Italia. Desde ese momento, empezamos a correr fechas en Europa.

¿Cómo es el nivel de competitividad en la Fórmula 4 de Italia?

-Siempre la Fórmula 4 italiana ha tenido un nivel muy alto y yo creo que más este año. Hoy, el parque es muy grande, son 34/35 autos. Creo que hoy en día, el nivel de la Fórmula 4 italiana es el más alto de Fórmula 4, y por lo tanto muchos equipos de la Fórmula 3 o equipos importantes miran mucho esta categoría, para ver qué piloto pueden tomar de acuerdo a los resultados que vienen teniendo. Hay pilotos que están en las academias de Ferrari o Red Bull.

– ¿Qué sensaciones te dejaron esos traspiés en las primeras dos fechas del campeonato (en Vallelunga y Misano) de Fórmula 4?

-Fueron dos fechas muy difíciles. En los días de entrenamiento estábamos bastante bien con piso seco, que es con la condición que nosotros habíamos entrenado en las pruebas de invierno. Pero llegamos a las clasificaciones en ambas carreras con lluvia. Nos costó mucho lograr la velocidad en esta condición. No logramos nuestra mejor performance ese fin de semana y, cuando no estás tan rápido y encima tenés incidentes, siempre te deja un sabor amargo.

– ¿Cómo te preparas de cara a la tercera jornada del torneo en Budapest?

-Es una fecha donde hay mucha confianza. Ya conozco el circuito porque en el 2017 tuve la posibilidad de hacer un día de prueba y me gustó. Sabemos que las dos fechas que pasaron tuvimos un poco de mala suerte. Estamos trabajando ahora en Alemania para mejorar y lograr ser fuertes en Budapest. Tanto el equipo como yo creemos que se puede.

-Con una mayor experiencia ya que este es tu tercer año en la competición ¿Pensás que tenés chances de lograr el campeonato?

-Creo que sí, que este año estoy para pelear. Considero que en condiciones normales estoy en el nivel para ser campeón. No tuvimos el mejor inicio, por lo que cuesta seguir teniendo el objetivo de lograr el campeonato; no es imposible, ya que todavía quedan cinco carreras. Si logramos mejorar un poco lo que nos falta del auto, principalmente las gomas, considero que podemos empezar a ganar carreras y tener la gran chance de lograr el campeonato, que no sería ninguna locura.

-¿Qué se siente ser uno de los pocos pilotos argentinos que se encuentra representando al país en Europa?

-Primero que nada creo que es un privilegio, correr afuera siendo argentino no es fácil. El sostenerse afuera es complicado pero tengo la suerte de tener a mi viejo que está siempre buscando sponsors. Además, afortunadamente, en Chaco tenemos una ley de esponsorización que permite que los deportistas reciban apoyo de las empresas, eso está muy bueno y nos ayuda a sostenernos acá. Y sé que somos pocos, por lo que cada carrera intento dar todo para representar al país de la mejor manera. Eso es lo que busco en cada competencia, estar siempre lo mejor posible para seguir estando en el exterior.

-¿Cuáles son tus objetivos para el futuro?

-Es difícil tener un objetivo fijo. Pero tengo un proyecto y lo estoy cumpliendo. Era hacer tres años en Fórmula 4, pasar a Fórmula 3 el año que viene o si se puede a Fórmula 2 y el objetivo máximo obviamente es la Fórmula 1, es mi proyecto. Es difícil seguirlo, pero tengo la suerte de que los primeros tres años se están dando como lo había planeado. Mi sueño es la Fórmula 1, aspiro llegar, intento hacer todo lo posible para lograrlo. Pero también mi meta es correr profesionalmente en Europa, mantenerme acá, eso puede ser por ejemplo en el Campeonato Mundial de Resistencia (World Endurance Championship) o un DTM (Deutsche Tourenwagen Masters). Hay muchas categorías profesionales en Europa. Mi objetivo es llegar a la F1, pero si no se puede por lo difícil que es, me gustaría seguir acá.

Autor: Manuel Bastos González.