Centenario de El Gráfico con Elías Perugino: «Fueron 28 años grandiosos en la redacción»

Elías Perugino es un periodista que dedicó gran parte de su carrera profesional a la revista El Gráfico. Sin dudas su participación en la revista dejó muchísimos aprendizajes y recuerdos. Y en este Centenario del medio, que Pirámide Invertida invoca, Elías relata sus experiencias en un ida y vuelta imperdible…

-¿Quién te convocó para ser parte de El Gráfico?

-Yo ingresé a El Gráfico a mediados de 1990. Hugo Suerte que es un periodista que ya trabajaba en El Gráfico, pero también había sido compañero mío en el diario La Razón, me avisó que se había dado una vacante en la revista. Era una tarea que se llamaba lectura de pruebas y si me interesaba, él sugería mi nombre a Osvaldo Ricardo Orcasitas, que es un legendario periodista de la revista prácticamente el alma de El Gráfico. «Oro», como le decían, me contactó y tuve una entrevista con él que me permitió ingresar.

¿Qué función tuviste cuando ingresaste en la revista?

-Comencé a hacer esa tarea que se llamaba lectura de pruebas. Todos los domingos cuando los periodistas terminaban sus notas y se cerraba la edición, dos periodistas se quedaban durante toda la madrugada en el taller leyendo las pruebas que el mismo taller realizaba de cada una de las páginas que luego iban a integrar la edición. Esa era la última oportunidad que había para detectar un error o quizás no había errores pero un epígrafe quedaba un poquito más largo o una nota, y había que cortar alguna línea o quizá agregar. Esa es la tarea que yo comencé a realizar en El Gráfico durante todas las noches de domingo y madrugadas del lunes, entraba a la redacción a las once de la noche y entre las once de la noche y las cinco de la mañana del lunes me dedicaba a hacer esa tarea que me permitía ser uno de los primeros que leía la edición entera de cada semana.

-¿ Cuál era tu rol como secretario general de redacción de la revista?

-Como secretario general de redacción de la revista tenía múltiples funciones porque era el principal responsable de la publicación. Por un lado tenía mi cargo toda la redacción que iba a integrar cada revista que salía. También supervisaba la web y las redes sociales y me encargaba de otro tipo de relaciones que si bien no son estrictamente periodísticas si hacían a la revista, como por ejemplo la relación con el taller que imprimía la revista, con las empresas que distribuyen la publicación en todo el país y en el exterior.Estaba en un rol que tenía que interactuar y tomar decisiones respecto de todas las áreas que estaban vinculadas a la revista.

– Fuiste el último en irte de la redacción cuando cerro la revista…

-Es verdad. Aquel día que la empresa decidió el cierre de El Gráfico y el despido de todos los trabajadores el último en retirarse de la redacción fui yo, de hecho incluso saqué una foto con mi teléfono de la redacción vacía y la subí a mi cuenta de Twitter con una frase muy Cerati, muy Soda Estereo; «Nada más queda».

-¿Qué es lo principal que buscaba la revista para atraer a sus lectores?

-Cuando la revista era semanal, en ese momento la integraba pero no estaba a cargo de la revista, obviamente el contenido estaba más vinculado a la actualidad, a la cobertura de los hechos deportivos que ocurrían en la semana y específicamente en el fin de semana. Independientemente de los reportajes que se pudieran hacer o las notas temáticas que se pudieran abordar.

A partir del año 2002 cuando la revista se transforma en una edición mensual ahí ya cambió el perfil de la revista porque el contenido no era tanto sustentado en las cosas de actualidad caliente, en lo que sucedía en el día a día, sino que pasó a tener una temática, la cual nos obligaba a nosotros a razonar un contenido que aquel que tomara la revista en cualquier semana del mes pudiera leerla sin sentir que era un artículo  viejo o que no estaba en sintonía con la actualidad. Por eso a partir de la edición mensual se abarcaron entrevistas más largas, más a fondo del estilo del 100×100 que terminó siendo el reportaje más emblemático de la era de El Gráfico como revista mensual.

-¿El Gráfico fue la mejor revista deportiva?

-Sin ningún tipo de dudas El Gráfico fue la mejor revista deportiva de la historia en la Argentina, y no sólo eso El Gráfico también fue, te lo digo sin ningún tipo de dudas, la revista argentina con mayor prestigio en el mundo entero. Algo que se podía comprobar tranquilamente recorriendo el mundo gracias a esa posibilidad que nos daban a los periodistas la revista, el modo en el que eramos recibidos en cualquier país a donde fuéramos y la manera en que se consideraba a la publicación,sus periodistas y a su contenido. Saliendo fuera de lo que es exactamente la publicación, yo creo que haciendo todavía una mirada más abarcativa, si tuviera que definir a El Gráfico lo definiría como un icono cultural de la Argentina.

-¿Recordás alguna anécdota que hayas tenido dentro o fuera de la redacción?

-Anécdotas en una redacción y además haber estado tantos años integrada por tanta gente, hay millones. Pero también te quedan en el recuerdo como cosas muy gratas, las personalidades que uno tuvo la posibilidad de conocer y entrevistar gracias a tener este trabajo en la revista. También las anécdotas que fluyen y se van dando y son inolvidables a partir de los viajes o la cobertura de los grandes acontecimientos deportivos. Particularmente me tocó cubrir para El Gráfico cuatro mundiales de fútbol, cuatro finales intercontinentales en Japón, una final de Champions League.  Además te permite, como apasionados del periodismo de deporte que somos, presenciar esos acontecimientos de tan altísima magnitud. Todo eso te va dejando un sin fin de anécdotas y aprendizajes que en definitiva es eso sumado a la amistad con muchísima gente lo que te llevas una vez que termina un ciclo, como fue el de la revista El Gráfico.

-¿Qué significó el Gráfico para vos?

-Significa muchísimo, yo siendo un chico de escuela primaria lo   empecé a leer y era fanático de la publicación, cuando ni siquiera sabía que iba a ser periodista. Creo que todos aprendimos un poco a leer con El Gráfico, cuando decidí  esta profesión era una aspiración trabajar en la revista. Finalmente pude hacerlo y fueron 28 años grandiosos dentro de la redacción.

¿Qué es El Gráfico hoy?

El Gráfico pertenece a la empresa Torneos y Competencias y tiene vida en las redes sociales y pagina web. También tiene un programa de televisión que se llama Historias de El Gráfico el cual conduce el gran periodista Fernando Pacini y pasan documentales deportivos con todos sus archivos como lo hacía la revista. Si bien no existe en papel podemos encontrarlo en otras plataformas y también con algunas licencias en el exterior.