En Mendoza empieza otra etapa para la Argentina

 

Argentina tendrá su presentación este viernes en Mendoza por la Liga de las Naciones ante Portugal. Será el primer encuentro oficial bajo el mando del ex DT de River, Marcelo Méndez.

“La Liga de las Naciones es una competencia difícil, pero nos ayudará en la preparación para los próximos desafíos. Obviamente intentaremos ganar, pero el objetivo más importante es la clasificación para los Juegos Olímpicos”, explicó Méndez, quien viene de dirigir un par de amistosos en San Juan con victorias ante Chile y Portugal.

Tras el debut, el sábado tocará Bulgaria, a las 21, mientras que el domingo es el cierre del primer fin de semana de este torneo, ante Canadá, a las 19.10.

Sebastián Solé, el capitán del combinado albiceleste en ausencia de Luciano De Cecco (con descanso porque terminó más tarde la temporada en Italia), fue otro de los que dejó en claro las expectativas para el torneo: “Es un placer jugar en nuestro país. Esta Liga es un evento muy importante y nos sirve para crecer y alcanzar un buen nivel”, soltó.

¿Quién es Méndez? Se formó en River como entrenador, fue campeón en la temporada 1998/1999 en la Liga Argentina, pero debió marcharse en los años en que Ezeiza era una opción necesaria a pesar de la incertidumbre para muchos argentinos. La crisis del vóley de River, de River como club, y la crisis de un país entero provocaron su salida rumbo a España, recomendado por su ex jugador en River y líbero de la selección, Alexis González.

Llegó como asistente. Rápidamente fue el entrenador principal. Y ganó con el CV Portol la Copa del Rey (2004-05, 05-06), la Superliga (2005-06, 06-07, 07-08) y la Supercopa española (2006, 07, 08).  Fue subcampeón de la CEV Cup 2004/05, subcampeón de la Superliga 2004/05 y también terminó en la misma posición en  la TOP TEAMS CUP 2005/06. Por aquéllos años Portol se convirtió en el equipo español más importante de la historia, llenando vitrinas de títulos nacionales y protagonismo europeo.

De España a Brasil, a Montes Claros, que llegó a la Argentina para un torneo amistoso en Tortuguitas con Bolívar (campeón), Boca (tercero) y SOS Villa María. De ahí, luego de conseguir el título estadual con Montes Claros y casi sin darse cuenta, se convirtió en entrenador de Sada Cruzeiro, por la renuncia de Talmo Oliveira. Y llegó allí otra escalada interminable de títulos.

Thomas Arroyo, 2°A, Turno Tarde