Mundo Delpo: Roland Garros y Del Potro, una historia de amor y odio

El segundo grande de la temporada sigue en plena competencia y repasamos algunos de los partidos destacados del tandilense en París


“Estoy un poco más viejo, más roto que el año pasado”, fueron las palabras de Juan Martín Del Potro luego de su triunfo en el debut ante el chileno Jarry en el segundo Grand Slam del año, Roland Garros. La historia del tenista argentino con el torneo parisino ha sido un ir y venir, con encuentros y desencuentros, momentos de decepciones y de estallidos de felicidad. El estado físico siempre fue un condicionante, pero aún así logró llevarse buenos resultados en la pista Philippe Chatrier y levantar ovaciones por parte del público.

Con motivo de una nueva edición de esta competencia, repasaremos algunas de las batallas más memorables del tandilense en París:

Semifinal vs. Federer (2009)

 

Es uno de los encuentros más deslumbrantes que probablemente haya presenciado el Philippe-Chatrier, y quizás, el más emblemático que haya jugado Juan Martín del Potro en la capital francesa. Finalmente, Roger Federer logró doblegar al argentino por 3-6, 7-6 (2), 2-6, 6-1 y 6-4, y alcanzar su cuarta final consecutiva.

A pesar de la derrota, Del Potro había planteado un partido casi perfecto; agresivo y buscando la iniciativa de los puntos, siempre y cuando las circunstancias se lo permitieran. Pero, en definitiva, la jerarquía y la experiencia del suizo inclinaron la balanza.

Sin embargo, para el tandilense, este cruce tuvo un doble valor: por un lado, fue el semifinalista más joven en Roland Garros desde Nadal en 2007 (20 años y 257 días), todo un mérito. Por otro lado, en los enfrentamientos previos entre ambos (5), Delpo nunca había podido arrebatarle ni siquiera un set a Federer. Y, si bien es cierto que no pudo lograr la victoria, también lo es que le ganó dos sets al luego campeón del torneo. Sin dudas, este choque fue un punto de partida en la confianza de la Torre de Tandil para los siguientes matchs con su “Majestad”.

Semifinal ante Nadal (2018)

El antecedente más reciente es el protagonizado junto al español. En un encuentro de poco más de dos horas, la Torre de Tandil perdió por 6-4, 6-1 y 6-2. Nadal, máximo conquistador de este torneo, se presentaba como favorito para llevarse la victoria, y si bien lo hizo, no le fue tan sencillo.

En el primer set existió cierta paridad entre ambos, hasta que el actual número 2 del mundo quebró el saque de Delpo. Una molestia en la pierna izquierda luego de un resbalón entorpeció el juego del argentino. La imposibilidad de ponerse en ventaja durante el primer set jugó un papel determinante en lo resto de la contienda. En el segundo set se vio ampliamente superado y finalmente en el tercero, no hubo mucho más que hacer.

Lo destacable fue la instancia a la cual llegó el tandilense, cuando tal vez no se esperaba tanto. De esa participación, defiende ahora 720 puntos.

 

 

 

Lo cierto es que las esperanzas se renuevan, sobre todo teniendo en cuenta el buen juego desplegado en los torneos que disputó Delpo en lo que va de 2019. «Mi día es largo, vine pronto aquí y terminará como a las 9 o 10 de la noche. Son varias horas para la rehabilitación. Aprendí a convivir con estas cosas, es parte ya de mi vida y de mi carrera. No lo tomo con gracia, pero sí como mi rutina diaria”, comentó hace pocos días. Todas las competencias se afrontan con seriedad y profesionalismo, pero los Grand Slam plantean una motivación aún mayor para un deportista que siempre va en busca de la superación personal.

Autores: Belén Medina y Marcos Carena.