Mateo Guerineau, un tenista de 17 años que crece en silencio y apunta alto

"Mi cabeza está a mil por todo lo ocurrido este último fin de semana", cuenta el joven, que ganó varios partidos y se lesionó; cómo son sus próximos pasos

Mateo Guerineau, un tenista argentino de apenas 17 años, fue semifinalista del torneo ITF, disputado en Perú. Fue su primer torneo a nivel internacional; ahora, se vienen largos desafíos para este 2019.

-¿Cómo se dio tu viaje a Perú y cuáles fueron las sensaciones?

-El viaje se dio a través de buenas actuaciones en mi entrenamiento, eso hizo que mi entrenador, Juan Manuel Discornia, confiara en mí y salga a luchar a terrenos internacionales. El torneo en el que participé es el ITF (Ranking del mundo de menores). Comencé con la qualy ya que no tenía puntos y de esa forma intentar llegar al cuadro principal; en la misma gané tres partidos que me permitieron entrar en el cuadro. Luego y una vez ya metido, gané cuatro partidos, hasta llegar a semis, que no pude disputar por un desgarro en la zona abdominal. De todas formas, las sensaciones son muy positivas y me voy muy conforme con mi desempeño.

-¿Crees que jugar la qualy te perjudico en tu físico?

-Sin dudas, esos 3 partidos que los demás no jugaron fueron clave. Algunos jugadores los toman bien por el ritmo de juego que uno agarra, pero creo que a la larga terminan perjudicándote física y mentalmente.

-¿Cuáles son tus próximos desafíos y como te preparas?

-Mis próximos torneos se estarán disputando en Santiago de Chile y en Paraguay, aunque aún no sabemos bien la sede. Realmente mi cabeza está a mil por todo lo ocurrido este último fin de semana. Lo mejor de esto es que esos puntos que logré ganar llegando a semis me van a servir para entrar de forma directa al próximo cuadro y además también me sirvió de experiencia. Mi cabeza en este momento está de lleno en una pronta recuperación y una vuelta rápido al circuito.

 

Por: Agustín Cerutti
Editor: Joaquin Galocha