Habana le da paso a la leyenda

Bryan Habana a los 34 años, comunicó que se retirará del rugby profesional debido a una lesión en su rodilla izquierda que no le permite jugar en perfectas condiciones y desarrollarse al máximo nivel. Al finalizar la temporada con su actual equipo el Toulon, el wing sudafricano se despedirá del rugby, en donde dejó una huella muy importante.

Confesó que lo “obligaron” a retirarse. Si bien él mismo cuenta que ya estaba en plenitud, dijo que “el entrenador Fabien Galthie no estuvo de acuerdo con la evidencia médica que habría allanado el camino para mi regreso”. Además se mostró algo desconforme con la situación ya que todavía podía aportarle algo más al equipo. «Volví a entrenar hace cinco meses y los equipos médicos me dijeron que estaba en forma. No jugar no es mi elección, trabajé muy duro durante nueve meses para volver y no me dieron la oportunidad de jugar», declaró. Habana jugó a nivel juvenil con los Olden Lions de Johannesburgo. Debutó en el Super Rugby en 2005 con los Bulls de Pretoria, equipo con el que fue campeón y goleador en 2009. En 2010 pasó a jugar con los Stormers de Ciudad del Cabo y en 2013, dejó el Super Rugby para incorporarse al Toulon francés.

Debutó con los Springboks en el 2004 contra Inglaterra en Twickenham donde marcó su primer try con la selección. Ese fue un momento que claramente recordará para el resto su vida por todo lo que significaba. Además jugó 13 temporadas consecutivas para Sudáfrica y su último partido fue en la derrota contra Italia, donde también apoyó una conquista.

El wing de 34 años fue campeón del mundo con Sudáfrica en 2007, participó en 124 partidos, marco 67 tries y actualmente es el máximo anotador de la historia en su selección. Cabe destacar que fue parte del equipo en tres mundiales y comparte el record de conquistas en Copas del Mundo junto con el neozelandés Jonah Lomu.

Dentro de su posición fue uno de los más destacados del rugby, se mostró contento por no tener que competir con jugadores de tanto nivel y se animó a elegir el mejor wing de la actualidad. “Hay wines de mucha calidad y clase mundial en la actualidad como Waisake Naholo de los All Blacks o Julian Savea que ahora va a jugar en Toulon. Estar del otro lado y no competir más contra ellos es verdaderamente reconfortante”, sostuvo.

En todos los clubes en los que jugó lo reconocen como un ídolo, en sus comienzos en Bulls, luego en Stormers y por último en el equipo francés Toulon. Esto es debido a que era un gran profesional y en casi todos lados consiguió algún título.

Es considerado uno de los íconos de su generación pero también como uno de los jugadores más rápidos del mundo. Esto se debe a que participó de una campaña publicitaria corriendo una carrera contra un avión y también en otra contra un cheetah.

El 20 de septiembre  de 2007 comenzó el máximo certamen del rugby internacional en el que Sudáfrica se enfrentaba a Samoa, al que se impuso fácilmente por 59-7 con cuatro conquistas de Bryan Habana. En la semifinal, se encontraban con el equipo argentino y nuevamente Habana no perdonó y marcó dos tries con su increíble velocidad para que Sudáfrica avance a la final. Allí se enfrentarían con Inglaterra y se consagrarían campeones del mundo en 2007. Sin lugar a dudas ese fue el mejor Mundial de Habana ya que fue elegido como el mejor jugador de la World Rugby en 2007, y de Sudáfrica en 2005, 2007 y 2012. Por otra parte, ganó un Tres Naciones con su selección, con los Bulls se consagró dos veces en el Super Rugby, mientras que con el Toulon llegó a ganar un TOP 14 y dos Copas de Europa desde que se unió en la temporada 2013/14.

Habana cuenta que fue muy afortunado al enfrentar varias veces a jugadores argentinos. Afirmó que jugar contra el “Mago” Juan Martín Hernández fue algo muy especial para él así como también compartir equipo con Juan Fernández Lobbe. “Es un gran amigo y es muy respetado en el ambiente del rugby. Fue uno de los mejores en este juego y vistió con orgullo la camiseta de Los Pumas”, declaró el sudafricano.

El legado que deja en el rugby mundial es muy importante. Tuvo una carrera muy buena y es muy querido en todos lados por ello. Además, es una figura destacada del deporte sudafricano y reconocido por Nelson Mandela, con quien mantuvo una gran relación.

Por: Mateo Bertolami, segundo A, turno tarde.