Schiaretti arrasó en Córdoba y fue reelecto gobernador

Su rival Mario Negri obtuvo el segundo lugar. Cambiemos quedó tercero.

Schiaretti fue reelegido por más del 50% de los votos.

El gobernador Juan Schiaretti obtuvo un rotundo triunfo en las elecciones para gobernador de Córdoba que se realizaron este domingo al superar a sus rivales Mario Negri y Ramón Mestre. El candidato de Hacemos por Córdoba logró su reelección por una diferencia de 36 puntos ya escrutadas el 98% de las mesas finalizo así: Juan Schiaretti (PJ) 53,97%; seguido por Mario Negri de Córdoba Cambia (Cambiemos) con un 17%; y Ramón Mestre, de Unión Cívica Radical (UCR), con el 10,94%.

El kirchnerismo (Unidad Ciudadana) no presentó candidatos. Quien corría con esa suerte era Pablo Carro, pero que días antes de las elecciones se bajó de la candidatura, presuntamente por decisión de Cristina Fernández de Kirchner. Se cree que muchos de los votos kirchneristas fueron para Schiaretti, habida cuenta de que el mismo domingo referentes kirchneristas cordobeses, como Gabriela Estévez y Martin Fresneda, pidieron a sus seguidores que votaran por el flamante gobernador. Aunque se creyó que pudieran ir esos votos a la izquierda cordobesa, el ( Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT)y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), no lograron más que lo que obtenido hace cuatro años. El FIT, liderado por Liliana Olivero logró, 49.000 votos para gobernador y 56.800 para legislador. El MST, con Luciana Echavarría, tuvo 3.500 votos para Gobernador y 27.600 para legislador.

Pero éstas no son las únicas noticias que llegan desde Córdoba. La intendencia de la capital cordobesa fue ganada por Martín Llaryora, de Hacemos por Córdoba-Partido Justicialista, ciudad que fue durante muchos años el bastión del radicalismo cordobés. Llaryora consiguió esta victoria con el 36,9% de los votos, seguido por Luis Juez, de Córdoba Cambia (Cambiemos), con el 19,9%; y en tercer lugar, Rodrigo de Loredo, de la UCR con el 17,7%. La ultima vez que el peronismo gobernó la Ciudad de Córdoba había sido en el año 1999, cuando German Kammerath fue elegido intendente hasta el año 2003 y  José Manuel De La Sota era gobernador de la provincia. Lo mismo se repitirá estos cuatro años que vienen. Martín Llaryora nació y fue intendente de la Ciudad de San Francisco y es por esto que sus competidores Luis Juez y Mario Negri  impugnaron su candidatura para la Ciudad de Córdoba. Sin embargo, la justicia electoral habilitó a Llaryora a presentarse.

Pasadas las 22 del domingo, Juan Schiaretti salió a saludar y festejar juntos a sus militantes que regozaban de alegría en su búnker. Allí, recordó al político y amigo suyo José Manuel De La Sota, quien falleció en septiembre pasado. Luego dijo:»No queremos la grieta que tanto daña a los argentinos» y advirtió que «estas elecciones son municipales y provinciales, no nacionales. Nada tiene que ver con lo que ocurrirá en agosto y octubre próximo». Entre otras cosas, en su discurso considera que esta victoria da soporte a la construcción de un «peronismo republicano» para todo el país.

Schiaretti emparejó el récord que tenia Eduardo Angeloz en las elecciones de 1983, cuando logró el 55,4% de los votos cordobeses.

Mientras Elisa Cario en el búnker de Negri pedía disculpas por las «metidas de pata», el escolta de Schiaretti decía: «No tengo nada que festejar. Asumo toda la responsabilidad»

Ramón Mestre confesó: «recibí claramente los resultados de las urnas con dolor, pero tambien con sinceridad».

La provincia que en las elecciones presidenciales del año 2015 fue la que mas votos le dio a Mauricio Macri para que sea elegido presidente de La Nación, ayer decidió por el peronismo de Schiaretti, quien también considera que lo hecho en Córdoba durante su mandato fue logrado también gracias a la ayuda de Macri. Sin embargo, los militantes schiarettistas, al enterarse de la victoria del actual gobernador, cantaron al unisono en contra del actual presidente de la Argentina.