La muerte del diputado Héctor Olivares, un crimen que merece ser esclarecido

Cuatro días después del atentado sufrido en Congreso, el diputado nacional falleció como consecuencia de las heridas de bala que recibió. Avanza la investigación judicial.

El diputado nacional por La Rioja, Héctor Olivares.

El diputado radical de 61 años, murió este domingo tras recibir varios disparos en el abdomen frente al Congreso. Permaneció internado en estado crítico desde el jueves, mismo día del suceso, en el hospital de Ramos Mejía, y había sido intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades después del ataque que sufrió junto a su asesor y funcionario nacional Miguel Yadón, que murió el mismo día.

El subdirector del hospital de Ramos Mejía, Pablo Rossini, dio el informe del estado del paciente el cual estaba en terapia intensiva con “riesgo de vida”, ya que tenia muchos sistemas vitales afectados, como el hígado, el colon, el páncreas y la vías biliares por causa de los balazos. Por ello, aconsejó que había que ser “muy cautos”, dada la gravedad de la situación.

Todo empezó el jueves pasado a primera hora de la mañana, cuando Olivares realizaba una caminata de rutina junto a su amigo y asesor Miguel Yadón por la esquina de Sáenz Peña y Avenida de Mayo. De pronto, ambos fueron baleados desde un Volskwagen Vento a pocos metros del Congreso, desde donde se emitieron 13 ráfagas de disparo. Yadón cayó al instante al piso quien aparentemente era el blanco principal del crimen, mientras que Olivares tuvo fuerzas para dar unos pasos sobre la vereda y sentarse en el cordón.

Secuencia del ataque del jueves pasado

Hay seis detenidos por el crimen. Entre ellos, el principal sospechoso es Juan José “Cebolla” Navarro Cádiz, quien habría efectuado los disparos. Cádiz se encontraba prófugo en Uruguay, donde fue detenido. El juez de instrucción Mariano Iturralde ya pidió la extradición. En su casa se encontró la pistola calibre que se comprobó que se usó para balear al diputado y su asesor. Según las pericias, el victimario habría estado borracho y drogado. Otro detenido es su primo, Juan Jesús “El Gitano” Fernández, quien era el hombre que manejaba el auto.

Se ve involucrada también en la lista de arrestados la hija de “El Gitano”, Estefania Fernández. En una primera instancia, se sospechó que era la amante de Yadón, y que el supuesto amorío generó una venganza familiar, aunque más tarde se terminó descartando dicha teoría. Otro involucrado es Rafael Cano Carmona (cuñado de Fernández), a cuyo nombre tiene una cédula azul del Volskwagen, y Luis Cano, familiar de Carmona, que aparece como titular del vehículo.

Por último, se detuvo a Miguel Navarro Fernández, que era el conductor del Renault 19 en el que detuvieron al “El Gitano” en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay. Fernández se encontraba junto a un nene de 7 años, ambos de comunidad gitana. Según informó el jefe de la policía de Entre Ríos, fue detenido en un control de rutina en la ruta nacional 12.

El Abogado de “El Gitano” acuso a Navarro Cádiz por la muerte de Yadón, y admitió ante la Justicia que Jesús Fernández estaba en el auto, pero aseguró que su cliente salió corriendo por temor luego del ataque.

Como se mencionó anteriormente, el juez porteño Mariano Iturralde solicitó vía exhorto al juez Gómez Ferreyra la extradición de Navarro Cádiz para poder indagarlo por los crímenes. Además, Iturralde le pidió al juez montevideano que los peritos uruguayos determinasen si el sospechoso argentino tenia residuos de disparos (plomo, antimonio y bario) en su cuerpo o en la ropa que llevaba puesta.

El viernes al mediodía, la policía de Uruguay detuvo a Navarro Cádiz y a su mamá María Rosa Cadiz Vargas en el hotel Ibis de Montevideo, luego de que Luis Cano asegurase que el autor del crimen de Yadón es efectivamente él.

El acusado seguirá detenido en Uruguay hasta que se haga posible la extradición y entre lunes y martes estaría declarando en Tribunales. Hasta el momento, ninguno de los otros 5 detenidos reconoció haber efectuado los 13 disparos que acabó con la vida de Miguel Yadón y Héctor Olivares.

A través de lo sucedido, el presidente argentino Mauricio Macri decretó un duelo nacional por 48 horas a partir del lunes, en memoria del diputado nacional y presidente de la UCR de La Rioja. También le envió sus condolencias a la familia y se manifestó por medio de las redes sociales ante semejante pérdida.

Otros dirigentes del ámbito político lamentaron la muerte de Olivares y enviaron sus condolencias a la familia, como el diputado nacional Agustín Rossi; el jefe de Gabinete Gerardo Milman; el presidente provisional del Senado de Cambiemos, Federico Pinedo; y el ministro del Interior, Obras Publicas y Vivienda Rogelio Frigerio, entre otros. Cristina Fernández de Kichner también utilizó Twitter para expresarse.